La berenjena procede de la India, llegando a Europa a través de España, donde la trajeron los árabes. Además de las propiedades nutricionales beneficiosas para la salud, son muy apreciadas en la cocina española admitiendo muy diversas formas de preparación.

La lasaña de berenjena es una de las mejores opciones para aquellos que deseen consumir un plato delicioso sin excederse con las calorías. Además, puede convertirse en la alternativa perfecta para los que siguen una dieta vegetariana, o puedes añadir carne picada o cualquier otro ingrediente.

Otra opción es sustituir la pasta por láminas de berenjena y crear una receta de lasaña parecida a la Moussaka griega. Si quieres preparar estas recetas con berenjena paso a paso, no te pierdas el siguiente artículo, sorprenderás a todos tus comensales con su irresistible sabor. ¡Manos a la masa!

Receta de lasaña de berenjena vegana

Ingredientes para 4 comensales:

  • 2 o 3 berenjenas grandes
  • 1 cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo
  • 1 lata de tomate triturado de 800 g
  • 300 g de queso mozzarella
  • 300 g de queso ricotta
  • Queso parmesano al gusto
  • Sal y pimienta
  • Orégano
  • Aceite de oliva
  • Hierbas provenzales
  • Lonchas de jamón (opcional para los veganos)

Elaboración:

  1. Para empezar, es fundamental que las berenjenas suelten toda el agua sobrante, así al cocinarse quedarán más consistentes. Para ello, lava y pela las berenjenas y córtalas en láminas horizontales con un grosor de medio centímetro más o menos, pues las emplearemos en lugar de la típica pasta para lasaña. Pon las rodajas de berenjena extendidas y espolvoréalas con sal gruesa, dejándolas así al menos durante 30 minutos para que suelte el agua. Cuanto más tiempo pase, mucho mejor.

  2. Mientras tanto, prepara la salsa de esta receta de lasaña. Corta en trozos pequeños los dos dientes de ajo y la cebolla. Coloca en una sartén dos cucharadas de aceite de oliva y ponla a fuego medio, incorporando la cebolla para pocharla hasta que quede ligeramente transparente. A continuación, agrega los ajos y cocina unos 3 minutos más. Después, incorpora el tomate triturado removiendo bien, salpimienta y añade orégano al gusto. También se recomienda utilizar otras hierbas como albahaca o perejil para aportar más sabor a la salsa. Cocina a fuego medio-bajo sin olvidarte de remover de forma regular hasta que la salsa esté espesa y con un color rojo intenso. Corrige si es necesario la sal y la pimienta y retira del fuego cuando esté en su punto.

  3. El siguiente paso será precalentar el horno a 200 ºC. Entre tanto, lava las rodajas de berenjena con agua fría para eliminar la sal, sécalas bien y reserva. Aparte, añade 4 cucharadas de aceite de oliva en una sartén y ponla a fuego medio. Ve incorporando las láminas de berenjena poco a poco para que se doren por ambos lados sin apilar demasiadas. Por último, ponlas en un plato con papel absorbente para escurrir el exceso de aceite.

  4. Y ahora, pasamos a montar la lasaña de berenjena. Coge una bandeja apta para el horno, profunda y amplia, y añade un poco de harina y aceite por toda la superficie o pon un papel vegetal para evitar que se pegue. Coloca una capa de berenjenas, otra de queso mozzarella, otra de queso ricotta y adereza con hierbas provenzales. Si no eres vegano, puedes colocar unas lonchas de jamón y añadir después una capa de salsa de tomate. Repite este procedimiento y pon tantas capas como desees hasta llenar la bandeja, pero procura que no quede muy al borde para que no se salga durante la cocción. La capa final debe ir cubierta de salsa de tomate y abundante queso parmesano.

  5. Tapa la bandeja con papel aluminio y cocina en el horno a 200 ºC durante media hora. Transcurrido este tiempo, retira el papel de aluminio y deja cocinar hasta que el queso parmesano esté completamente gratinado. Retira tu lasaña de berenjena del horno y deja reposar 5 minutos antes de cortar y comer.

Lasaña de berenjena a la boloñesa

Antes de continuar con estas ricas recetas con berenjena, queremos contarte unas curiosidades de esta hortaliza. La berenjena proviene de la India y nunca debe ingerirse cruda, ya que así resultaría tóxica. Sus propiedades fundamentales son: es antioxidante, depurativa y diurética, por lo que nos protege de infecciones. Además, los flavonoides presentes en su piel son beneficiosos para reducir el colesterol, favorecer la circulación sanguínea y contribuir a eliminar grasas.

Existen muchas variantes de lasaña de berenjena, pero en esta ocasión te mostramos una en la que hemos utilizado carne a la boloñesa. ¡Toma nota de esta otra receta de lasaña, te encantará!

Ingredientes para 4 personas:

  • 3 berenjenas
  • 2 zanahorias
  • 500 g de carne de ternera picada
  • Salsa de tomate frito
  • Queso parmesano en láminas
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

  1. Comienza cortando las berenjenas en láminas de 1 cm de grosor. Después, pásalas por la plancha con un chorrito de aceite de oliva y sal.

  2. Mientras, pica la zanahoria muy fina y la ponla a sofreír en una sartén con un poco de aceite de oliva y sal. Cuando empiece a dorarse, añade la carne y cocina hasta que se desmenuce lo máximo posible.

  3. Si la carne ya está bien trabajada, agrega la salsa de tomate y remueve de vez en cuando hasta que la salsa de tomate se haya reducido más o menos a la mitad.

  4. Y ahora, procede a montar la lasaña de berenjena en una bandeja de horno. Pon primero una capa de berenjena, luego carne, y repite hasta llenar la bandeja teniendo en cuenta que la última capa debe ser de berenjena.

  5. A continuación, pon el queso parmesano encima y enciende el gratinador del horno, introduce la lasaña y sácala cuando el queso esté fundido y dorado.

  6. Ya puedes disfrutar de esta receta de lasaña de berenjena a la boloñesa antes de que se enfríe. Y a ti, ¿cuál de estas recetas con berenjena te ha gustado más? ¡Qué aproveche!

También te puede interesar...