El flan es uno de los postres más consumidos en España. También es uno de los dulces preferidos de los niños (y de los no tan niños). Además, en la actualidad existe una gran variedad a la hora de elaborar este postre, pero desde luego el flan de chocolate blanco y negro no dejará indiferente a nadie.

Te ofrecemos varias versiones de este flan de dos chocolates sin horno, que no es otra cosa que una versión de la popular tarta tres chocolates. Combinaremos distintas capas de chocolate de varios sabores con una cobertura de caramelo. Una combinación perfecta para darnos un capricho al que no podréis resistiros. ¡Está delicioso!

Flan de chocolate blanco y negro sin horno

Ingredientes:

  • 100 g de azúcar
  • 250 ml de leche
  • 250 ml de nata líquida
  • 50 g de chocolate negro
  • 50 g de chocolate blanco
  • 1 cucharada de cuajada en polvo

Elaboración:

  1. En primer lugar, debes preparar el caramelo. Para ello, pon un cazo al fuego con el azúcar. Caliéntala a fuego suave durante 2 o 3 minutos hasta que comience a dorarse, moviendo el cazo con movimientos circulares. Cuando esté caramelizada, viértela formando una fina capa sobre la base de los moldes para el flan de chocolate blanco sin horno.

  2. Después, pon otro cazo a fuego medio e incorpora la leche y la nata. Calienta hasta que llegue a ebullición, añade la cuajada y remueve con unas varillas hasta que hierva de nuevo. Terminado este proceso, retira el cazo del fuego.

  3. Es el momento de fundir el chocolate negro y el blanco por separado, ya lo hagas en el microondas o al baño María.

  4. Incorpora la mitad de la mezcla de nata con el chocolate blanco y el resto con el chocolate negro, removiendo muy bien con las varillas hasta que ambos chocolates queden disueltos.

  5. Llena la mitad de los moldes con una capa de flan de chocolate blanco y deja que repose a temperatura ambiente unos 15 minutos. Después, vierte encima con cuidado la mezcla de chocolate negro.

  6. Guarda el flan de chocolate blanco sin horno en el frigorífico unas 4 horas para que cuaje y desmolda con cuidado pasado este tiempo.

  7. Por último, sirve el flan de chocolate sin horno decorado con nata montada y chocolate rallado.

Antes de poner la segunda capa de chocolate, debes comprobar que la primera esté bien sólida o se mezclarán. También puedes utilizar la parte trasera de una cuchara para añadir el segundo chocolate, así evitarás que caiga con tanta fuerza sobre el primer chocolate. Además, puedes combinar los chocolates a tu gusto, incluso hacer más capas.

Receta de flan de chocolate blanco y galleta

Ingredientes para 8 personas:

  • 200 g de chocolate blanco
  • 200 g de chocolate negro o con leche
  • 500 ml nata
  • 500 ml leche
  • Caramelo líquido
  • Galletas rectangulares
  • 2 sobres de cuajada

Preparación:

  1. Para empezar, cubre el fondo del molde o moldes con el caramelo y reserva.

  2. Mezcla en un bol 250 ml de leche con un sobre de cuajada. Mientras, agrega en un cazo el chocolate blanco troceado con 250 ml de nata y ponlo al fuego hasta que esté fundido. Entonces, añade la leche con la cuajada y no dejes de remover a fuego medio hasta que llegue a ebullición. Retira el cazo del fuego, cuela la mezcla sobre el molde y deja que se enfríe un poco.

  3. Una vez que la capa de chocolate blanco esté templada, pero sin que llegue a cuajarse, coloca una capa de galletas. Pon el flan de chocolate blanco a enfriar en la nevera mientras preparas la segunda capa.

  4. Repite la misma operación con el chocolate negro o con leche y colócalo encima de la capa de chocolate blanco cuando haya cuajado. Aquí no tendrás que tener tanto cuidado de que no se mezclen, pues tendrás la capa de galletas entre medias.

  5. Termina con otra capa de galletas y pon tu flan de chocolate blanco sin horno en la nevera, como mínimo, durante 4 horas hasta que cuaje bien. Para desmoldarlo, hazlo en frío volteándolo sobre un plato.

Flan de chocolate sin horno con bizcocho

Ingredientes para cuatro o seis personas:

  • 500 ml de nata líquida
  • 500 ml de leche
  • 2 sobres de cuajada
  • 170 g de chocolate negro
  • 100 g de chocolate blanco
  • Caramelo líquido
  • 6 bizcochos de soletilla
  • Leche para mojar los bizcochos
  • Brandy

Paso a paso:

  1. En esta ocasión, mejor optar por un solo molde. Elige uno rectangular de 22 x 12,5 x 6 cm y vierte en la base el caramelo líquido a tu gusto, ya sea comprado o hecho por ti. Reserva.

  2. En un bol, vierte 250 ml de leche y un sobre de cuajada. Remueve hasta que se disuelva por completo.

  3. A continuación, mezcla en un cazo 250 ml de nata con el chocolate blanco y ponlo a fuego medio sin dejar de remover hasta que llegue a ebullición. Retira el cazo del fuego y agrega la mezcla de la leche con la cuajada. Vuelve a poner el cazo al fuego removiendo muy bien y de forma constante hasta que rompa a hervir de nuevo. Retira definitivamente y vierte el flan de chocolate blanco en el molde. Deja enfriar a temperatura ambiente y cuando esté tibio ponlo en la nevera mientras preparas la siguiente capa.

  4. Para hacer la mezcla de chocolate negro, solo tienes que seguir el mismo procedimiento que con el chocolate blanco.

  5. Cuando lo tengas listo y un poco enfriado, saca el molde del frigorífico y vierte con cuidado la mezcla de chocolate negro sobre una cuchara primero.

  6. A continuación, empapa los bizcochos de soletilla en una mezcla de leche y brandy y colócalos sobre la capa de chocolate negro. Hazlo con cuidado para que no se sumerjan demasiado.

  7. Guarda el flan de chocolate sin horno en el frigorífico, como mínimo, 8 horas. Pasado este tiempo, desmolda en una fuente adecuada y…, ¡Qué lo disfrutes!

También te puede interesar...