El marisco fresco es un alimento muy valorado dentro del mundo de la gastronomía en España. Además, es uno de los manjares que suele incluirse en los menús navideños de muchos hogares españoles. ¿Quieres conocer una de las mejores recetas de bogavante al horno? ¡Acompáñanos!

Todos sabemos que el precio y la calidad del marisco están a la altura de su sabor, por eso siempre debe ser cocinado de forma correcta. El bogavante es un alimento muy cotizado, de manera que la responsabilidad todavía es mayor a la hora de elaborar con él una receta exquisita. ¡Te mostramos cómo cocinarlo!

Preparación de bogavante al horno

Las recetas con bogavante son muy diversas, pero quizás la mejor opción es cocinarlo en el horno con ajo y perejil. Parece una elaboración sencilla, y lo es, pero requiere una elaboración precisa para no echar a perder el producto y dejar el bogavante en su punto idóneo de cocción.

Sigue los siguientes pasos y consejos para elaborar recetas de bogavante al horno deliciosas. Además, puedes optar por un bogavante al horno más sencillo o más elaborado, pues algunos ingredientes son opcionales.

Ingredientes para dos personas:

  • 1 kg de bogavante
  • Aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo
  • 20 g de perejil fresco
  • 1 limón
  • 50 g de mantequilla sin sal
  • Sal en escamas
  • Pan rallado
  • Queso parmesano
  • 1 yema de huevo
  • 4 cucharadas de nata para cocinar
  • Guindilla al gusto

Elaboración:

  1. Hemos optado por esta receta de bogavante al horno porque es una de las recetas que respetan mejor la calidad de este alimento. Además, permite agregar ingredientes variados para crear distintas combinaciones. Para empezar, limpia el producto de forma adecuada.

  2. Si nunca has limpiado un bogavante, debes saber que tienes que colocarlo boca arriba y cortarlo con un cuchillo. Después, realiza un corte entre las patas con unas tijeras de cocina para que puedas terminar de cortar el lomo con ayuda de un cuchillo, ya que es muy duro.

  3. Una vez tengas el bogavante partido por la mitad de forma transversal, recoge el jugo que haya soltado. Resérvalo en un bol para utilizarlo durante la cocción, pues le aportará un gran sabor a la receta.

  4. Precalienta el horno a 200 ºC. Mientras se calienta, añade en un otro bol el zumo del limón recién exprimido, la yema de huevo y la nata para cocinar. Bate muy bien con un tenedor y añade un pellizco de sal. El resultado será una salsa con la que podrás acompañar el bogavante al horno y que también podrás colocar al lado de este suculento marisco en el mismo plato.

  5. También puedes elaborar una salsa más ligera para tus recetas con bogavante con aceite de oliva, perejil, ajo y sal en escamas. Esta salsa no debe cocinarse, así que puedes colocarla encima del bogavante después de sacarlo del horno y servir lo que sobre aparte para que tus comensales puedan añadir más si lo desean. Y recuerda que la guindilla es opcional en ambas elaboraciones si te gusta con un toque picante.

  6. En caso de que hayas optado por la salsa más pesada, ponla en un cazo y déjala apartada unos minutos para que espese. Una vez que alcance la espesura que deseas, agrega la mantequilla y vuelve a batir sin parar hasta conseguir una mezcla homogénea. La mantequilla debe quedar bien integrada, así que asegúrate de que no queden grumos. De lo contrario, el resultado será un tanto desagradable y estropeará el bogavante al horno.

  7. Si has optado por la otra salsa más ligera para tus recetas de bogavante al horno, puedes saltarte el paso anterior. También puedes utilizar una mantequilla de ajo y perejil para ponerla encima de la carne del bogavante pero, en ese caso, no utilices nata ni pan rallado.

  8. A continuación, prepara una bandeja de horno con papel vegetal y un chorrito de aceite de oliva y pon encima la carne del bogavante. Colócalo de tal manera que la concha quede tocando la bandeja, es decir, con la carne hacia arriba. Cubre el bogavante al horno con la salsa que hayas preparado y deja unos minutos para que se empape y adquiera un sabor más intenso.

  9. Antes de introducir la bandeja con el bogavante en el horno, baja la temperatura a 180 o 190 ºC y respeta el tiempo de cocinado, pues con 15 minutos será suficiente para dejarlo al punto. En cualquier caso, es mejor que lo vayas vigilando para comprobar que se cocina bien y no se quema. Recuerda que cada horno es diferente, así que estas indicaciones pueden variar dependiendo de tu horno.

  10. De manera opcional, transcurridos 15 minutos de horneado puedes retirar la bandeja del horno sin apagarlo y añadir un poco de queso parmesano para gratinar. Vuelve a introducir la bandeja en el horno y cocina cinco minutos más. Si no quieres agregar queso, retira el bogavante al horno con ajo y perejil del electrodoméstico pasados los 15 y comienza a emplatar.

  11. Para concluir una de las mejores recetas con bogavante, reparte la carne en los platos recién sacados del horno con el ajo y perejil. Si ves que la salsa se ha consumido o no es suficiente, baña de nuevo la carne de esta receta de marisco con la salsa preparada.

Sorprende a tus comensales esta Navidad con unas de las mejores recetas de bogavante al horno y ninguno quedará indiferente. Y es que el bogavante al horno con ajo y perejil es una excelente forma de degustar este marisco tan estimado, pues su sabor es todavía más exquisito. ¿Te animas a prepararlo?

También te puede interesar...