Por norma general, las Declaraciones de la Renta se hacen individualmente, pero la Agencia Tributaria permite la opción de realizarla de forma conjunta o por separado. La forma de presentación debe manifestarse en el momento de presentar la declaración y una vez se haya elegido la forma de presentación, no se puede modificar, salvo que se presente una nueva declaración dentro del plazo que establece Hacienda. 

Los contribuyentes que deseen hacer la declaración conjunta deberán formar parte de una unidad familiar.

Unidad familiar 

A efectos del IRPF, existen dos tipos de unidades familiares:

El matrimonio, la integrada por los cónyuges no separados legalmente y, si los hubiere:

  • Hijos menores de 18 años, con excepción de los que, con el consentimiento de los padres, vivan independientemente de estos.
  • Hijos mayores de edad incapacitados judicialmente sujetos a patria potestad prorrogada o rehabilitada.

En defecto de matrimonio o en los casos de separación legal: la formada por el padre o la madre y la totalidad de los hijos que convivan con uno u otra.

Cualquier otra agrupación familiar distinta de las anteriores no constituye unidad familiar a efectos del IRPF.

¿Qué es la declaración conjunta?

Antes de elegir la declaración conjunta hay que tener en cuenta que ello, obliga a todos los miembros de la unidad familiar. Esto es, si uno de los miembros de la unidad familiar presenta declaración individual, los restantes miembros deberán utilizar este mismo régimen de tributación. Tener en cuenta también que, elegir este régimen no vincula a la unidad familiar para ejercicios sucesivos. Es decir, si se elige la declaración conjunta en el ejercicio 2018 no obliga a tener que declarar también conjuntamente en 2019.

La renta conjunta presenta las siguientes características generales:

Mínimo personal: en este tipo de declaración, sea cual sea a la modalidad de unidad familiar, el mínimo personal aplicable en la declaración conjunta será de 5.550€ anuales, con independencia del número de miembros integrados en la misma.

Reducciones por la tributación conjunta:

  • Además, en Declaraciones de la Renta conjuntas de unidades familiares integradas por ambos cónyuges (biparental), no separados legalmente, y si los hubiera, los hijos menores que convivan, así como los mayores de edad incapacitados judicialmente sujetos a patria potestad prorrogada o rehabilitada, la base imponible se reducirá en 3.400€ anuales.

  • En declaraciones conjuntas de unidades familiares formadas por el padre o la madre (monoparental) y todos los hijos que convivan con uno u otro, en los casos de separación legal o cuando no exista vínculo matrimonial, se aplicará una reducción de la base imponible de 2.150€ anuales, con carácter previo a las reducciones por aportaciones y contribuciones a sistemas de previsión social.

¿Qué es la declaración individual? 

En este tipo de declaración se incluyen las personas que hayan generado rentas como ocurre con pensionistas o trabajadores, es decir los que cobran rendimientos en especie o en dinero.

En este tipo de declaración también hay que tener en cuenta estos rendimientos del capital:

  • Los llamados rendimientos de capital inmobiliario, que son los bienes inmuebles, como locales, viviendas, etc. 
  • Los llamados rendimientos de capital mobiliario, como los intereses de cuentas bancarias, bonos, obligaciones, títulos de renta fija, dividendos de acciones, las plusvalías, etc.
  • Los llamados rendimientos de actividades económicas, como las actividades de fabricación, comercio, prestaciones de servicios, actividad agrícola, etc.
  • Las llamadas ganancias y pérdidas patrimoniales, donde se producirían una alteración en el valor del patrimonio del contribuyente. Por ejemplo, la transmisión de elementos como un reembolso de un fondo de inversión, una donación, ayudas o subvenciones públicas, etc.

¿Es mejor hacer la declaración individual o conjunta? 

La respuesta dependerá de cada contribuyente, ya que de forma general no se puede saber. En la campaña de la renta 2018 hay novedades sobre este tema y vamos a poder elegir la declaración según nuestra conveniencia. Así, para escoger la más beneficiosa podemos solicitar el borrador de la renta del 2018 a través de Internet, donde nos aparecerá el resultado de la declaración individual pero también el de la conjunta. Así, el contribuyente puede ver fácilmente cuál le sale mejor y decidir.

En el caso de pertenecer a una unidad familiar, si esta fue constituida antes del 2018, la Agencia Tributaria nos calculará dos borradores: uno donde aparecemos de forma individual y otro de forma conjunta con los miembros de la unidad familiar. También aparecerá una cantidad diferente dependiendo de la opción que elijamos, así podemos elegir la más rentable. 

Datos a tener en cuenta

Están obligados a declarar todos las personas físicas residentes en España, excepto los que hayan percibido:

Rendimientos del trabajo personal, iguales o inferiores a 22.000€ anuales:

  • Siempre que procedan de un solo pagador.
  • Cuando existan varios pagadores, siempre que no superen en su conjunto la cantidad de 1.500€.
  • Cuando los únicos rendimientos de trabajo consistan en prestaciones pasivas como por ejemplo pensiones, seguros colectivos, prestaciones de seguros de dependencia, etc.

Rendimientos del capital mobiliario y ganancias patrimoniales sometidas a retención o ingreso a cuenta, con el límite conjunto de 1.600€ anuales.

Rentas inmobiliarias imputadas, por ejemplo subvenciones para adquisición de viviendas de protección oficial o ganancias patrimoniales derivadas de ayudas públicas, con límite conjunto de 1.000€ anuales. No tendrán que presentar declaración en ningún caso quienes obtengan rendimientos íntegros del trabajo, de capital o de actividades económicas, o ganancias patrimoniales que conjuntamente no superen los 1.000€ ni quienes hayan tenido, exclusivamente, pérdidas patrimoniales inferiores a 500€.

Tampoco hay que olvidar que para cualquier tipo de duda, podemos contactar con la Agencia Tributaria a través de varios dispositivos. Nosotros te facilitamos las distintas formas de contactar con la Agencia Tributaria