Cuenta la leyenda que fue el antiguo presidente de los Estados Unidos, Benjamin Franklin, quien propuso la necesidad de reajustar los relojes para aprovechar todo lo posible las horas de luz natural -y ahorrar en electricidad-. Aunque esta historia no es cierta, lo que sí está claro es que este domingo se adelantará la hora en España, a las dos serán las tres, lo cual implica que habrá una hora menos para dormir y descansar.

Noticias relacionadas

Los estudios científicos acerca de los efectos del cambio de hora sobre la salud sí tienen algunas cosas claras: los efectos negativos están demostrados, siempre y cuando el cambio de hora se produzca en primavera, ya que el cambio de hora de otoño alarga hasta una hora más el período de sueño y ha demostrado beneficios para la salud según algunas investigaciones.

Reducción del sueño: un estudio publicado en el año 2006 en Neuroscience Letters afirmó que el cambio de hora reduce tanto la cantidad como la calidad del sueño, ya que se produce una disminución de hasta 60 minutos de sueño, lo que provoca que el descanso sea alrededor de un 10% menos reparador.

Aumento de riesgo de infarto: por otra parte, un estudio publicado en 2013 en la revista American Journal of Cardiology afirmó que la alteración en el sueño producida inmediatamente tras el cambio de hora, al alterar el ciclo del sueño, puede aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares. De hecho, otro estudio de la Universidad de Alabama publicado en 2012 detectó un aumento del 10% del riesgo de infarto debido a este cambio de hora; y otro publicado en Open Heart demostró hasta un aumento de hasta un 21% de riesgo de infarto debido también a este cambio de hora en marzo -un riesgo que se veía, por el contrario, disminuido cuando el cambio de hora se producía en otoño-.

Aumento de accidentes de trabajo y accidentes de tráfico: según un estudio realizado entre el año 1983 y 2006 y publicado en 2009 en el Journal of Applied Psychology, los lunes siguientes al cambio de hora de primavera aumentan tanto en cantidad como en gravedad los accidentes de trabajo debidos a la falta de sueño.

Por otra parte, un estudio publicado en 2004 en la revista Accident Analysis & Prevention sugirió que, si no se cambiase la hora, a lo largo del año se evitarían 171 muertes debidas a accidentes de tráfico y 195 muertes por colisiones en todo EE.UU.

Aumenta el riesgo de 'cyberloafing': el cyberloafing o cibervagueza en la Red se produce cuando se desconecta y se pasa el tiempo mirando páginas al azar sin un objetivo concreto más allá de perder el tiempo. Y precisamente tras el cambio de hora, según el estudio de 2012 publicado en el Journal of Applied Psychology, este cyberloafing aumenta. Probablemente, el motivo es la falta de sueño.

Aumenta el número de suicidios: otra investigación publicada en 2008 en Sleep & Biological Rhythms asoció el cambio de hora a un aumento del número de suicidios. El motivo sería la desestabilización de los hábitos de los pacientes con trastorno bipolar, por lo que esencialmente estos efectos se producirían en aquellas personas más vulnerables.