Que las infusiones de cola de caballo adelgazan es una creencia muy extendida que no es del todo cierta. Su principal propiedad es que tiene efecto diurético, llegando a aumentar en un 30% la secreción de orina. 

Noticias relacionadas

Los tallos de la cola de caballo son ricos en flavonoides (como el kaempferol, un poderoso antioxidante), que ayudan a evitar la retención de líquidos, y destacan por su alto contenido en sales minerales (silicio, potasio, magnesio y manganeso).

Esta planta emparentada con los helechos y los musgos, es una de las mejores fuentes de silicio, que ayuda a mitigar la flacidez reforzando los tejidos. Sus beneficios son conocidos desde hace cientos de años, siendo uno de sus primeros defensores Dioscórides.

Este médico y boticario griego, que ejerció medicina en Roma, fue autor de la obra De materia médica que se convirtió en el manual principal de farmacopea de la Edad Media y el Renacimiento. En sus páginas, Dioscórides señaló sus usos para aumentar la producción de orina y tratar hemorragias.

Actualmente, se conocen aún más usos para la cola de caballo además del tratamiento contra la retención de líquidos. Esta planta sirve para tratar las infecciones y la incontinencia urinaria, además de usarse en multitud de productos cosméticos y champús.

Depurativo

Multitud de estudios avalan el poder diurético de la cola de caballo, debido sobre todo a la equisetonina, las sales de potasio y los flavonoides incluidos que también contribuyen a dicho efecto. Además, al aumentar la cantidad de orina, limpia el tracto urinario ayudando a trastornos leves como la expulsión de cálculos renales, uretritis, cistitis, nefritis y la prostatitis.

La Agencia Europea del Medicamento aprueba su uso como efecto diurético, especialmente cuando existe la presencia de infecciones urinarias leves. Asimismo, ayuda a nivelar la tensión arterial.

Antiinflamatorio

La cola de caballo es una buena aliada contra la inflamación abdominal, no sólo por su capacidad para tratar la retención de líquidos, en forma de infusión ayuda a eliminar los gases que aparecen tras digestiones pesadas o intolerancias.

Efectos antidiabéticos

Un estudio elaborado por investigadores de la Universidad de Debrecen, Hungría, sugiere que el extracto de cola de caballo tiene un efecto beneficioso sobre la resistencia a la insulina y la glucosa en sangre. Además, también podría tener potencial para prevenir la miocardiopatía diabética y, por lo tanto, reducir la morbilidad en la diabetes. 

Antioxidante

La cola de caballo de campo contiene más del 10% de sustancias inorgánicas (dos tercios de las cuales son ácido silícico y sales de potasio). Además, el fármaco es rico en esteroles, que participan en los procesos de transporte/almacenamiento de lípidos.

Es por esto que una investigación llevada a cabo por investigadores de la Universidad de Novi Sad, en Serbia, revela el efecto antioxidante de los extractos de cola de caballo que presentan una fuerte actividad protectora frente a los radicales libres, la peroxidación lipídica y los agentes oxidantes.

Efectos antibacterianos

La cola de caballo tiene efectos antibacterianos sobre cocos grampositivos (como difteria, infecciones por enterococos o el Síndrome de choque (shock) tóxico, entre otros) y, administrado en dosis bajas, puede ser un nuevo enfoque terapéutico para enfermedades asociadas con condiciones hipertónicas (pérdida de agua en las células) o estrés oxidativo y apoptosis (muerte celular), según expone un estudio de la Universidad de Medicina y Farmacia Cluj-Napoca en Rumanía. 

Sin embargo, no tuvo ningún efecto sobre bacterias gramnegativas (responsables de la gonorrea, meningitis, graves infecciones pulmonares como la legionella y enfermedades gastrointestinales como Helicobacter, entre otros) y Candida albicans (responsable de la candidiasis).

Antihemorrágica 

Sus propiedades antihemorrágicas se han constatado tanto a nivel interno como externo. En pomada con una concentración del 3%, ha demostrado promover la cicatrización de heridas y aliviar el dolor gracias a sustancias como la estirilpirona, que tiene efecto anticoagulante. También limpia y frena hemorragias, llagas, heridas y úlceras y en infusión, puede aliviar los síntomas de las menstruaciones abundantes y hemorroides.

Toxicidad

Hay plantas medicinales que tienen contraindicaciones. En concreto, la cola de caballo no está recomendada para según qué patologías. Por ejemplo, en casos de personas con hipertensión o problemas cardiovasculares, no está recomendada”, aclara la nutricionista Jimena Toselli de la policlínica Maio.

Al ser una planta diurética, su consumo puede acarrear pérdida de agua y sale minerales causando dolores de cabeza a causa de la deshidratación, debilidad, trastornos nerviosos o pérdida de apetito. También puede disminuir los niveles de potasio en el cuerpo.

La cola de caballo está contraindicada en personas tratadas con Efavirenz, un medicamento para tratar el VIH y en su forma cruda, contiene tiaminasa, un químico que descompone la tiamina, una vitamina necesaria para convertir los alimentos en energía.

Toselli advierte que “no siempre cuando uno tiene kilos de más es retención de líquidos, puede ser acumulación de grasa por una mala alimentación o por falta de actividad física, entonces la cola de caballo no sería eficaz en estos casos”.

También te puede interesar...