Las bebidas vegetales han ido ganando popularidad en los últimos años en España. Tanto entre intolerantes a la lactosa, veganos, como entre aquellas personas que simplemente buscan reducir su consumo de alimentos de origen animal. Así, en los lineales del súper se encuentran muy diversas variedades de estas bebidas: a base de frutos secos (nueces, almendra, avellana, anacardo), de legumbres (soja, garbanzos, guisantes, cacahuete), de cereales (avena, arroz, espelta, quinoa), también se encuentran de semillas (lino, sésamo o cáñamo), e incluso algunas variedades que combinan dos de estos ingredientes. O sea, nada que ver con unos años atrás, cuando era casi imposible encontrar estos productos en una tienda corriente.

Noticias relacionadas

Que cumplan esta última característica, la de combinar dos o más ingredientes de los grupos anteriores, cada vez hay más opciones en el supermercado: de arroz y quinoa, de arroz y almendras, coco y almendras... una tendencia a la que se ha sumado Mercadona con una nueva bebida vegetal a base de avellanas y arroz, bajo la marca blanca Hacendado, según ha informado un popular perfil de Instagram (no oficial), que hace seguimiento de las novedades del súper que preside Juan Roig. De momento, según la citada cuenta, solo se ha visto el producto en algunas tiendas de la cadena, en concreto en Andalucía. Dicho esto, ¿qué propiedades aporta a nivel nutricional esta novedosa bebida?, ¿existen grandes diferencias al compararla con la leche?, ¿en qué elementos hay que fijarse al elegir una bebida vegetal? Veamos. 

Pues bien, empezaremos por el valor nutricional estos productos cada vez más demandados en nuestro país. En primer lugar, las bebidas vegetales suelen tener menos calorías que la leche de vaca. No obstante, como señalan desde el Centro de Nutrición Júlia Farré, las calorías no deben ser el factor determinante para elegir un producto, sino su composición nutricional y los ingredientes que lo componen. “De nada sirve escoger una bebida de almendras con pocas calorías si contiene azúcares añadidos”, un aspecto que salva este nuevo producto de Mercadona, ya que no cuenta con azúcares añadidos. Por cada 100 mililitros, la bebida de avellanas y arroz aporta 50 kilocalorías, mientras que una de vaca entera tiene unas 61-62 kcal. Las bebidas de almendras son de las que menos calorías tienen, entre 13-26 kcal por cada 100 mililitros. Le siguen las de soja, que aportan de 27 a 48 kcal.

Por otro lado, la nueva bebida de arroz y avellanas contiene 2,1 gramos de grasas (0,2 saturadas), mientras que la leche aporta mayor cantidad, unos 3 gramos por grasa por cada 100 mililitros de leche entera. Pero, como matizan desde el citado centro nutricional, nadie ha dicho que la grasa de la leche sea mala, es más, todo lo contrario: “La grasa de la leche, sobretodo la entera, contiene vitaminas esenciales para el cuerpo (A, D, E) y aunque algunas bebidas vegetales estén enriquecidas, su cantidad es poco significativa”, explican.

Otra diferencia entre las bebidas vegetales y la leche es el aporte de hidratos de carbono. En las primeras el aporte suele ser más bajo, a excepción de las bebidas de arroz, como es el caso del producto que nos ocupa, o las de avena. En el caso de la bebida de avellanas y arroz de Mercadona aporta 6,9 gramos de carbohidratos, de los cuales 3,8 son azúcares, aunque como ya dijimos no son añadidos, sino que los contienen los ingredientes de forma natural. Las de soja aportan entre 1,5-4,4 gramos de hidratos de carbono y las de almendras entre 3-3,5 gramos, mientras, la leche de vaca entera contiene unos 4,7-4,9 gramos de carbohidratos.  

En cuanto a las proteínas, el aporte de la bebida de arroz y avellanas es mínimo: 0,6 gramos por cada 100 mililitros, una cantidad insignificante a pesar de estar elaboradas con frutos secos, algo que se repite en las diferentes variedades. Hay una excepción: la bebida de soja, que cuenta con un contenido en proteínas muy parecido al de la leche, a veces incluso superior, que aporta unos 3 gramos de proteínas por cada 100 mililitros.

Una buena bebida vegetal

Analizadas las diferencias nutricionales, ¿cómo se elige una buena leche vegetal? Desde el Centro Júlia Farré señalan tres claves: que no lleven azúcares añadidos (que también se pueden camuflar como jarabes, fructosa, sacarosa, dextrosa, etc), que vayan enriquecidas, “sobretodo si lo está en calcio, vitamina D y B12”, que son los micronutrientes esenciales que aporta la leche, y, por último, que tenga cuantos menos ingredientes mejor. 

Sobre este último punto, el ingrediente o ingredientes principales, o sea los frutos secos, legumbres, cereales o semillas deben representar, al menos, entre un 8-10% de la composición del producto. En el caso de la citada bebida de Hacendado tiene el visto bueno ya que cuenta con un 10% de arroz y un 3% de avellanas. En estas bebidas, el agua es el ingrediente predominante, que representa entre el 81-91%. En este caso, a la lista de ingredientes se suman aditivos alimentarios (estabilizantes y aromatizantes) y sal. 

Por último, no está demás recordar que una dieta sana y equilibrada, que cuide la salud y ayude a no coger peso, debe estar integrada en un 50% por verduras y frutas, en un 25% por proteínas de calidad (huevos, legumbres, carne, pescado, frutos secos) y el otro 25% restante por cereales integrales (pan, arroz, pasta...), según recomienda el Plato para Comer Saludable de una Universidad de Harvard.