El cromo es un oligoelemento esencial que puede mejorar la sensibilidad a la insulina y reforzar el metabolismo de proteínas, carbohidratos y lípidos. Está presente en alimentos como el brócoli o el hígado.

Noticias relacionadas

Sin embargo, este metal es un mineral que los humanos necesitan en cantidades muy pequeñas, por lo que un exceso del mismo puede generar algunos inconvenientes. Entre ellos, anemia, fallo renal, niveles bajos de trombocitos en sangre, hemólisis o ruptura de glóbulos rojos y problemas hepáticos.

En pequeñas cantidades, el cadmio es importante para algunas funciones del cuerpo. Algo que se conoce desde finales de la década de los 50 del siglo XX, cuando se identificó en la levadura de cerveza un complejo de cromo orgánico como ingrediente activo, que recibió la denominación de factor de tolerancia a la glucosa (FTG).

Su principal interés reside en que este complejo puede promover la captación de insulina en las células al facilitar su transferencia a través de las membranas celulares. Sin embargo, es cierto que todavía no se comprende bien la naturaleza precisa del complejo y el mecanismo que hace posible esta función.

Lo que sí está más claro es la cantidad de cromo que se recomienda ingerir, según las edades. Para adolescentes hasta los 25 años, de 21 a 25 microgramos diarios, mientras que a partir de esta edad, lo apropiado es ingerir entre 25 y 35 microgramos por día.

Para alcanzar estos valores, disponemos de una amplia variedad de alimentos. Las mejores fuentes son el brócoli, el zumo de uva, la pechuga de pavo, el puré de patatas o las judías verdes. También podemos encontrarlo en los cereales integrales, los mariscos y diferentes tipos de carne.

En cambio, los alimentos elaborados con granos refinados y azúcares simples son un doble golpe para el equilibrio del cromo del cuerpo, ya que son bajos en minerales y promueven su pérdida. En cualquier caso, el cromo posee diversas propiedades positivas para nuestro organismo. Entre ellas, las que explicamos a continuación.

Control de azúcar en sangre

En aquellas personas que sufren diabetes tipo 2, aunque el páncreas produce suficiente insulina, las células musculares y otros tejidos se vuelven resistentes a su acción. El resultado es un control deficiente de los niveles de glucosa en sangre.

Varios estudios han examinado el efecto de los suplementos de cromo en personas con diabetes tipo 2. Por ejemplo, un metaanálisis reunió los resultados de 41 estudios y descubrió que los suplementos de cromo parecen mejorar el control del azúcar en sangre en personas con diabetes tipo 2.

En 2010, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria afirmó que en algunos alimentos que contienen más de 6 microgramos por cada 100 de producto, el cromo"contribuye al metabolismo normal de los macronutrientes " y "ayuda a mantener concentraciones normales de glucosa".

Salud del corazón

Recientemente, el estudio EURAMIC ha relacionado el cromo y las enfermedades cardíacas. Se evaluaron a 1.408 hombres de nueve países. Casi la mitad de los participantes se inscribieron poco después de sufrir sus primeros ataques cardíacos; los otros no habían tenido infartos.

Cuando se analizaron los resultados, los niveles bajos de cromo se relacionaron con un mayor riesgo de ataques cardíacos. En total, los hombres con los niveles más altos de cromo tenían un 41% menos de probabilidades de sufrir un ataque cardíaco que los hombres con los niveles más bajos.

Este resultado encontró el apoyo de otro estudio, en esta ocasión de Harvard, realizado con 1.247. Al igual que en el estudio EURAMIC, en comparación con los hombres sanos, los hombres con diabetes y enfermedades coronarias tenían los niveles más bajos.

No existen pruebas concluyentes sobre la efectividad de los suplementos para perder peso. My Protein

¿Suplementos para perder peso?

Se sabe que el cromo es un oligoelemento esencial involucrado en el metabolismo de carbohidratos, grasas y proteínas y se combina con ácido picolínico para mejorar la absorción. Por ello, se considera que hay posibilidades de que mejore la composición corporal al ayudar a mantener la masa corporal magra.

Por este motivo, desde hace algún tiempo, el picolinato de cromo se ha convertido en un suplemento muy popular, en especial entre quienes quieren desarrollar músculo o perder peso. De hecho, son muchos los culturistas y atletas que lo toman para mejorar el rendimiento y aumentar la energía.

Sin embargo, no existen todavía resultados concluyentes, y los resultados de diversas investigaciones conducen a resultados contradictorios. Mientras que algunos estudios tempranos apuntaron a que sí era posible que este suplemento ayuda a la pérdida de peso, otros, en cambio, afirman que la ingesta de suplementos de cromo no influye o lo hace en muy poca medida en la pérdida de peso.