La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) ha emitido una alerta para avisar de la presencia de sémola de trigo en una fideuá de marisco incorrectamente etiquetada como "sin gluten". 

Noticias relacionadas

En concreto, el producto afectado es una fideuá de marisco marca Carrefour del lote 2.131. Aunque el ingrediente sí figura en el listado de ingredientes de la fideuá, en la caja del procesado comparte espacio visual con la mención "sin gluten". 

Como es habitual en las alertas alimentarias por presencia de alérgenos, la Aesan tuvo conocimiento de la incidencia a través del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI) de una notificación de alerta trasladada por las autoridades sanitarias de Madrid relativa a un error de etiquetado en fideuá de marisco marca Carrefour. 

La empresa ha informado de que se ha procedido de manera inmediata a la retirada de las unidades etiquetadas erróneamente.Esta información ha sido trasladada a las Autoridades competentes de las comunidades autónomas a través del SCIRI.

No obstante, la Aesan, como "medida de precaución", ha pedido "a aquellos consumidores alérgicos o intolerantes al gluten que pudieran tener el producto" en sus hogares que se abstengan de consumirlo. "El consumo de este producto no comporta ningún riesgo para el resto de consumidores", finaliza el organismo. 

El gluten es una proteína que se encuentra presente en cereales y granos de trigo principalmente, y que puede afectar de forma negativa a todas aquellas personas que tienen enfermedad celíaca. "La enfermedad celíaca afecta a cada persona de manera diferente. Los síntomas pueden ocurrir en el sistema digestivo o en otras partes del cuerpo", dice la Biblioteca Nacional de Estados Unidos. "Una persona puede tener diarrea y dolor abdominal, mientras que otra puede sentirse irritable o deprimida. La irritabilidad es uno de los síntomas más comunes en los niños. Algunas personas no tienen síntomas", añade. 

La enfermedad celíaca (EC) se conoce desde hace siglos, actualmente afecta aproximadamente a un 1% de la población mundial y consiste en una intolerancia permanente al gluten de diversos cereales como el trigo, la cebada, el centeno o la avena. Tanto sus características clínicas como su diagnóstico están claramente definidos y por el momento su tratamiento consiste en una dieta libre de gluten durante toda la vida del paciente.

Junto a esta enfermedad celíaca, durante los últimos años ha surgido un amplio abanico de afecciones que todavía resultan muy difusas y para las que la medicina aún no dispone de biomarcadores claros. Se trata de la Sensibilidad al gluten no celíaca (SGNC) y hasta finales de la década de 1980 ni siquiera existían referencias científicas al respecto