La llamada hora del aperitivo toma especial importancia en época de vacaciones. Ya sea organizar un picoteo en la casa del pueblo o en el apartamento de la playa, se trata de un momento al que pocos españoles se resisten. Lo malo es que no es raro acabar tomando alimentos insanos y muy calóricos como, por ejemplo, las patatas fritas. Pero la buena noticia es que hay un abanico de opciones sanas y que no engordan para tomar al mediodía. También que cada vez hay más personas interesadas en estos picoteos sanos. 

Noticias relacionadas

Según informa Mercadona en su web, hay ciertos aperitivos saludables que han aumentado significativamente sus ventas en los últimos meses, lo que permite intuir un creciente interés de los consumidores por tentempiés con efectos positivos para el organismo. Estos son algunos de los más populares:

El primer caso es el de las latas de berberechos al natural que, según apuntó recientemente Mercadona en base a sus ventas, es uno de los aperitivos favoritos de los españoles para tomar en casa. También las de mejillones. 

Pero, ¿realmente se trata de una opción sana para picar? Según explicó Gemma del Caño, farmacéutica, especialista en seguridad alimentaria y divulgadora, la calidad de los alimentos enlatados dependerá de los ingredientes que se hayan utilizado para su elaboración. Lo ideal es optar por las fórmulas más sencillas: cuantas menos sustancias mejor. Así, en el caso de las latas de berberechos, pero también del atún, las sardinas o los mejillones, lo más sano es elegir la fórmula "al natural".

Regresando a los berberechos, se trata de un molusco que aporta solo 47 calorías por cada 100 gramos de producto, según la Fundación Española de Nutrición (FEN). Pero además de ser un alimento poco calórico también es una buena fuente de proteínas, yodo, calcio, hierro, potasio, fósforo y selenio y rico en vitaminas A, B, D. Por tanto, sí, no dudes en abrir una latita para picar algo antes de comer. 

El 'boom' del edamame

A la lista de aperitivos con un perfil nutricional interesante, se suma el edamame, o vainas de soja hervidas con un poco de sal, un plato tradicional de la cocina asiática que se ha popularizado en España. Tanto es así las bolsas de edamame de Mercadona el año pasado llegaron a agotarse en muchos locales.

Así, aprovechando el tirón de este alimento, la cadena de distribución ha lanzado un nuevo aperitivo, llamado Mixbeans de la marca Hacendado, que consiste en una mezcla de habas de soja blancas, verdes y negras que han sido tostadas y a las que se le ha añadido sal. Se venden, según la empresa, cerca de 6.000 unidades diarias de este snack.

Pero, ¿qué efectos tiene el edamame para el organismo? En primer lugar, se trata de una buena fuente de proteína vegetal. Como explica este artículo, esta legumbre es uno de los alimentos que contiene más proteínas que la carne. Además, la mayoría de grasas de la soja son de tipo insaturado, es decir, son grasas buenas.

También tiene un alto contenido de hidratos de carbono y fibra, por lo que es un alimento energético, pero de bajo índice glucémico. También hay que señalar que es un alimento rico en minerales como el calcio, el hierro, el fósforo, el sodio, el manganeso y en vitaminas C, B9 y K.

El éxito de las "Aceitunas Chupadedos"

Por último, hay que destacar el caso de las "Aceitunas Chupadedos", de la propia marca de Mercadona, que según la compañía el pasado mayo se vendía 8.000 unidades al día, que en ese momento las empresa justificó con el auge de los aperitivos en el hogar a causa de confinamiento.

Llegados a este alimento es importante hacer alguna aclaración sobre sus propiedades y romper, de una vez por todas, con la falsa creencia que las envuelve. Y es que, a pesar de que las olivas tienen un perfil nutricional muy interesante, aún arrastran el mito de que engordan, por lo que mucha gente evita comerlas como aperitivo. 

Esta idea errónea se debe a que es un alimento muy rico en grasas, pero en su mayoría son grasas buenas que se relacionan con la mejora de factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares, como la hipercolesterolemia.

"Son grasas de altísima calidad y totalmente recomendables. Recordemos que el aceite de oliva, grasa de elección en la dieta española tanto para cocinar como para aliñar, proviene de aquí. Contiene en torno a un 20% de grasa, la mayoría en forma de grasas monoinsaturadas, destacando el ácido graso oleico", según explicó a EL ESPAÑOL Andrea Calderón, secretaria científica de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA).

Además, son fuente de vitamina E, considerada una de las vitaminas antioxidantes por excelencia de nuestra alimentación; de fibra dietética (entre un 4-6%) y ricas en multitud de antioxidantes diferentes, que pasan al aceite de oliva también tras su extracción.

La clave para no engordar es tomar un puñado pequeño, de unas seis o diez aceitunas, dentro del contexto de una dieta equilibrada, añadió la experta. 

"Las aceitunas no engordan. Son un alimento relativamente calórico, pero dentro de una dieta variada y saludable, no van a engordar ni a adelgazar a nadie", afirmó Calderón. Dicho esto, las aceitunas son una opción más de aperitivo saludable siempre que, como sucede con otros muchos alimentos, se consuman con moderación.