Comer chocolate una vez a la semana, por lo menos, se ha relacionado con un menor riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular, según una investigación publicada este jueves en European Journal of Preventive Cardiology, una revista de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC, por sus siglas en inglés).

Noticias relacionadas

"Nuestro estudio sugiere que el chocolate ayuda a mantener en buen estado los vasos sanguíneos del corazón", destaca Chayakrit Krittanawong, autor del estudio y miembro del Baylor College of Medicine en Houston, Texas (Estados Unidos).

"Otros estudios clínicos del pasado han demostrado que el chocolate es beneficioso tanto para la presión sanguínea como para el revestimiento de los vasos sanguíneos", continúa Krittanawong. "En este caso, quise comprobar si afectaba al abastecimiento del corazón por parte de las arterias coronarias o no. Y, si lo hacía, si era beneficioso o perjudicial".

Seis estudios revisados

Los investigadores llevaron a cabo un análisis combinado de estudios de las últimas cinco décadas que asociaron el consumo de chocolate y el bloqueo de las arterias coronarias. El análisis incluyó 6 estudios diferentes con un número total de participantes de 336.289 que habían informado sobre su consumo de chocolate.

Tras un seguimiento de cerca de 9 años, 14.043 participantes desarrollaron una enfermedad de las arterias coronarias y 4.667 llegaron a sufrir un infarto cuando la enfermedad coronaria progresó y el flujo de sangre se detuvo por un repentino bloqueo del conducto.

Las personas que comían chocolate más de una vez a la semana tuvieron un riesgo un 8% menor de desarrollar una enfermedad coronaria, comparadas con aquellas personas que comían chocolate menos de una vez en el mismo período de tiempo.

Krittanawong ha explicado: "El chocolate contiene nutrientes cardiosaludables tales como los flavonoides, la metilxantina, los polifenoles y el ácido esteárico que reducen la inflamación y aumentan el colesterol bueno (la lipoproteína de alta densidad o HDL, por sus siglas en inglés)". 

El autor del estudio apunta a que en esta ocasión no ha especificado cuál es el mejor tipo de chocolate ni tampoco cuál es el tamaño de la ración perfecta. "El chocolate es un alimento muy interesante para la prevención de la enfermedad coronaria, pero hace falta investigar más para conocer qué chocolate es mejor y cuál sería la cantidad recomendada".

Mientras que no se sabe cuál es la cantidad óptima de chocolate para este fin, Krittanawong advierte sobre los peligros de abusar de este alimento. "Una cantidad moderada de chocolate puede proteger las arterias coronarias, pero es muy probable que las grandes cantidades no. Las calorías, el azúcar, la leche y las grasas que contienen los productos disponibles en los comercios necesita ser revisada, sobre todo para personas con diabetes y obesidad".

El chocolate de los nutricionistas

De todas formas, los beneficios del chocolate son conocidos desde hace varios años. Por eso, algunos nutricionistas son partidarios de que los introduzcamos en nuestra dieta. ¿Cómo? Según la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard debemos escoger siempre chocolates negros, pero eso no basta. Para que empiece a considerarse como saludable debemos optar por aquellos que tienen más de un 70% de cacao.

Álex Oncina, dietista-nutricionista e investigador de la Unidad de Epidemiología de la Nutrición de la Universidad Miguel Hernández en Elche, va más lejos y cuenta a EL ESPAÑOL en este artículo que "lo ideal sería aumentar el porcentaje de cacao de forma progresiva, hasta alcanzar un nivel mínimo de 80%-85%".

Ningún organismo médico independiente nacional o internacional ha hecho ninguna recomendación oficial sobre la cantidad determinada de chocolate negro a ingerir. El motivo es que no se trata de una prioridad de Salud Pública y los beneficios que se obtienen de su consumo se pueden obtener de igual forma de otras fuentes alimentarias y de un patrón basado en alimentos de origen vegetal. 

Es decir, el chocolate no es un alimento imprescindible. En cualquier caso, sí podemos establecer que una cantidad de "20 gramos / día puede ser asumible, siempre y cuando tengamos en cuenta las consideraciones previas. Esto vendría a ser unas 2-3 onzas, dependiendo del chocolate", finaliza Oncina.