El verano ya está aquí y las vacaciones nos invitan a relajarnos con nuestra dieta y tomarnos unas cervezas con los amigos para sobrellevar el calor, con su correspondiente tapa, por supuesto. En resumidas cuentas: olvidamos cuidarnos porque tenemos la cabeza en otros menesteres.

Noticias relacionadas

Todo el trabajo de la operación bikini se podría ir al traste en unos pocos días. Por suerte, para los más despistados, el mundo de los accesorios digitales tiene la solución para que no olvidemos cuidar nuestra línea: la pulsera que da descargas eléctricas si sigues malos hábitos alimenticios. 

Se trata de Pavlok 2, un accesorio que pega calambrazos si comes demasiado, gastas mucho dinero, te muerdes las uñas y otros malos hábitos que mucha gente tiene. En concreto emite una descarga de 350 voltios cuando realizas algún mal hábito. Eso sí, es una descarga que no hace daño, pero provoca una pequeña molestia. Parecido a cuando recibimos un calambre por electricidad estática. 

Aunque los malos hábitos más reproducidos por los españoles sean los relacionados con la alimentación, el accesorio también ayuda a dejar de fumar, si te muerdes las uñas o si te cuesta levantarte de la cama cuando suena la alarma. Por supuesto, también te castiga si comes demasiado o mucha comida basura.

La base científica que está detrás de la pulsera Pavlok tiene que ver con la psicología. Se ha demostrado que si asociamos un dolor o un recuerdo negativo a un mal hábito, el cerebro acaba rechazándolo. La idea de los creadores es que con el tiempo, automáticamente, estos malos hábitos dejen de interesarnos y podamos prescindir de la pulsera.

¿Cómo funciona?

La pregunta que muchos se estarán haciendo tras leer estas líneas es cómo funciona. La pulsera posee sensores de movimiento, GPS, Bluetooth y otras herramientas para registrar hábitos. Igualmente es completamente programable mediante una aplicación móvil SIEEE (un tipo de servicio web que permite crear y programar acciones para automatizar diferentes tareas y acciones en Internet), que, además, permite enlazar entre sí cientos de apps diferentes.

Con los sensores de movimiento, por ejemplo, la pulsera es capaz de detectar cuándo te muerdes las uñas y darte una descarga eléctrica. O si suena el despertador y no te levantas en menos de cinco minutos también puede darte un calambre.

Igualmente, gracias al GPS puedes programar que te castigue si visitas ciertos establecimientos como cadenas de comida rápida, bares o tiendas de golosinas. Asimismo se puede programar para que suelte una descarga si no estás en cierto lugar a cierta hora.

Descargas de la familia

También existe la opción de que tu familia o amigos se instalen la app en sus teléfonos móviles y te den una descarga por control remoto cuando te vean hacer algo que no debes. Aunque, quizás, esta no sea la mejor de las ideas, ya que te pueden estar constantemente gastándote bromas. 

En otras ocasiones tú mismo debes pulsar voluntariamente el botón de la pulsera, por ejemplo, si reconoces que te has fumado un cigarrillo o has visitado la nevera cuando no debías.

En Amazon se puede encontrar esta pulsera por 260 euros. Si comprobamos las opiniones de los usurarios que la han adquirido, algunos indican que les ha servido y otros señalan que es dinero tirado a la basura.

[Más información: Estos son los 10 hábitos que te han vendido como malos y realmente son sanos].