Suculentas, sabrosas, tentadoras y grasientas. Las hamburguesas le gustan a la inmensa mayoría de la población, pero no todo vale aunque las grandes cadenas de comida rápida se empeñen en lo contrario. Siempre hay quien busca el más difícil todavía en este bocadillo de carne picada que Estados Unidos se encargó de popularizar en todo el mundo.

Noticias relacionadas

Así que aquí os traemos una muestra de los bocados más extremos hechos hamburguesa, ¿os atreveríais a probarlos todos?

Cheetos y pollo crujiente

La noticia saltaba hace algunos días: KFC y Cheetos unidos por una hamburguesa de pollo frito con mayonesa. Se trata de una creación que solo estará a la venta en Estados Unidos y que vendrá acompañada de más complementos aderezados con los famosos snacks: patatas con Cheetos, pollo con rebozado de Cheetos e incluso macarrones con queso y Cheetos. Menuda bomba.

Con sandía y aguacate

Después de las tropecientas calorías de la propuesta anterior el cuerpo pide (además de una buena siesta) algo fresquito. Esta hamburguesa es para los que quieren parecer vegetarianos, pero no tanto. En vez de cebolla lleva aros de sandía, su salsa está hecha con tomates asados y lleva albahaca. Además, no podía faltar un poco de guacamole.

La hamburguesa negra

No, al contrario de lo que pueda parecer, al chef no se le han quemado los panecillos. Esta hamburguesa es una creación de Burger King que, por lo visto, se vende solo en Japón. Se llama Kuro y se consigue tiñendo el pan y el queso con aceite de bambú.

La rosa

Comernos algo rosa que no sean gominolas no es algo que llevemos muy bien. Esta hamburguesa está inspirada en la mítica serie de anime Sailor Moon. No le falta detalle: la estrella, la luna y colores chillones. Eso sí, solamente se puede consumir en Tokio.

Hamburguesa con queso enlatada

La empresa que las comercializaba, Trek’n Eat, ha dejado de hacerlo y quizás sea un acierto. Especializados en comida para montañeros, esta hamburguesa venía en una lata que incluso podíamos calentar al baño maría antes de zampárnosla.

Un helado con sabor a carne picada

Esta peculiar forma de comérsela nació de una idea de Sorbitium Ices para conmemorar el día de la hamburguesa en 2013. En vez de sirope de fruta lleva ketchup y, como complementos, tocino dulce y pepinillos.

De sushi

Sustituyen el pan por arroz moldeado y la carne por pescado crudo, además lo suelen combinar con algas y verduras. Al parecer, es un auténtico éxito en Australia y Estados Unidos.

Para disfrutar a sorbos

Esta empresa tiene ideas muy locas para sus bebidas, pero pocas como hacer un agua de hamburguesa. A la venta, cómo no, en Estados Unidos.

Dos en uno

Si te gusta la comida italiana y las hamburguesas esta es la tuya, una mezcla perfecta (y calórica) que supone el culmen de la fusión italoamericana.

Para saturar tus arterias

La han bautizado como Bypass Burger y la venden en el restaurante Heart Attack Grill de Las Vegas. Te la traen a la mesa varias camareras vestidas de enfermeras. Si estas pistas no son suficientes para persuadirte, que sepas que contiene unas 8.000 calorías.

[Más información: Una 'youtuber' se zampa una hamburguesa de 2 kilos en 9 minutos en Cantabria].