Las características nutricionales del queso difieren sobremanera según el tipo de leche con la que se elabore y el proceso de maduración que siga. Los quesos con un mayor grado de curación tiene una mayor concentración de nutrientes porque se ha eliminado buena parte del agua. Además, se utiliza una mayor cantidad de leche para su elaboración, por lo que acumulan una mayor cantidad de grasa y, por ende, el resultado es un producto con un mayor aporte calórico.

Noticias relacionadas

Frente a los quesos que pueden hacer aumentar más nuestra curva abdominal, los más saludables y que menos engordan son aquellos que tienen "un alto contenido en proteínas y son bajos en sal y grasa", explica Iñaki Elío, director del Grado de Nutrición Humana y Dietética de la Universidad Europea del Atlántico, en otro artículo de EL ESPAÑOL.

"En esta categoría podríamos tener los quesos con menor contenido calórico y grasa. Asimismo, en caso de padecer hipertensión se deben evitar aquellos con mayor contenido en sodio", reitera el experto al tiempo que menciona al Ricotta, queso de Burgos, Quark, Feta y Mozzarella como los quesos que menos engordan.

[Más información: Éste es el queso que menos engorda del supermercado]