El histórico temporal de Levante se aleja hacia el interior del Mediterráneo mientras una borrasca atlántica al noroeste de la Península nos enviará en los próximos días sucesivos frentes, informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). 

Noticias relacionadas

El martes, las lluvias y chubascos afectarán a las vertientes atlántica y cantábrica y al norte de Aragón y de Cataluña, donde serán probables tormentas ocasionales ante el paso del primer frente atlántico. Las precipitaciones podrán extenderse al resto de la Península a lo largo del día, salvo en el litoral del Levante.

En el norte de Huesca y de Cataluña, las precipitaciones serán localmente fuertes y persistentes. En Baleares, se producirán probables chubascos a primeras horas que tenderá posteriormente a poco nuboso; en Canarias habrá probabilidad de lluvias en el norte, sin descartar algún chubasco por la tarde en el resto de islas de más relieve.

La cota de nieve en la Península bajará durante el día hasta los 900/1.200 metros en el noroeste y centro, y hasta los 1.200/1.600 metros en los Pirineos y sierras del sudeste peninsular. Las temperaturas descenderán en la mitad oeste y centro peninsular, con descenso localmente notable en el extremo oeste; las diurnas subirán en el bajo y medio Ebro, Levante y Baleares, y descenderán en Canarias. 

Aemet prevé para este miércoles lluvias fuertes en el oeste de Galicia y entorno del sistema Central y Pirineos, que se podrán extender, con cierta intensidad, a zonas de Extremadura y de la Comunidad de Madrid. En las Islas Baleares se registrarán chubascos a primeras horas y en el resto del país habrá intervalos nubosos sin precipitaciones o con baja probabilidad.

Los vientos soplarán del sur y suroeste en la Península y Baleares, con fuertes rachas en el litoral gallego, y con intervalos de fuertes y rachas muy fuertes en amplias zonas del país, especialmente en litorales y zonas de montaña; en las Islas Canarias serán de componente norte.

Termina el temporal de Levante

El temporal de lluvia y viento que ha azotado gran parte de la Comunidad Valenciana durante los últimos cinco días, desde el pasado jueves y hasta este Lunes de Pascua, ha dejado registros históricos que superan los 356 litros por metro cuadrado en la localidad de Barx y los 335 litros en Pinet, ambas al sur de la provincia de Valencia.

Las precipitaciones más importantes se han localizado en las comarcas del sur de Valencia y norte de Alicante, y han alcanzado puntos del litoral como Xàbia, donde se han superado los 328 litros por metro cuadrado en cinco días, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología. Asimismo, se han registrado acumulaciones cercanas o superiores a los 280 litros por metro cuadrado en poblaciones cercanas como La Vall de Gallinera, Murla, l'Atzubia o en el Montgó.

Se han recogido más de 200 l/m2 en Beneixama, Vallada, Villalonga, Sax, Pego, Millena, Enguera, Moixent, Beniarrés, Ontinyent, Oliva y Agres. En la provincia de Castellón los registros pluviométricos han sido notablemente inferiores, con máximas de 138 litros por metro cuadrado en el mismo intervalo de tiempo en El Toro, 134 en Alcudia de Veo, 118 en Fanzara y 115 en Montanejos.

Han sido rescatadas más de un centenar de personas que han quedado bloqueadas con sus vehículos, o sus viviendas han resultado inundadas, o son personas mayores que han sentido miedo por la situación climatológica. Los rescates más recientes se han concentrado en la zona del Arenal de Xàbia, donde los bomberos han auxiliado a tres personas cuyos vehículos habían quedado atrapados por el agua.

La tarde del lunes, los trabajos de emergencia se centraron ya, ante el fin de las lluvias, en el centenar de achiques se necesitaban llevar a cabo en la Marina Alta, sobre todo en sótanos y viviendas de Xàbia y Dénia.

Aumenta el agua embalsada

La reserva hidráulica española ha subido al 58,4% de su capacidad total tras sumar en la última semana 390 hm3 (0,7% del total). Así, los embalses almacenan actualmente 32.779 hm3 de agua, según informa el Ministerio para la Transición Ecológica.

Este aumento de 0,7 puntos porcentuales de la reserva se debe a las intensas lluvias que han afectado considerablemente a toda la Península durante Semana Santa. La máxima de precipitaciones se ha producido en Alicante, con 172,9 l/m2.

Pese al incremento, el año pasado por estas mismas fechas la reserva se encontraba al 70,78% de su capacidad total (6.911 hm3 más que ahora). Además, según los datos históricos del Ministerio, la media de la última década se sitúa en el 73,16%, es decir, cerca de 15 puntos más que en la actualidad.