Sucesos Los agentes comenzaron a buscar quién era y encontraron a un menor, escondido en unos juncos, que se había escapado de un Centro de menores de Cáceres y que “andaba con estos dos”.Los agentes de la Local de la capital charra comprobaron, después, que sobre las 15.00 horas se había registrado otra denuncia por una agresión previa a dos jóvenes en la Cuesta Norbeto Dutari en la que estuvieron implicados dos hombres y una mujer, que huyeron en el vehículo de la agresora.

Auxilian a un niño de 3 años que dormía en un coche mientras su madre huye de la Policía en Salamanca

27 marzo, 2021 14:38

Un niño de tres años, que se encontraba en el interior de un coche, solo, a pleno sol y con las ventanas subidas, fue auxiliado ayer por los agentes de la Policía Local de Salamanca. El bebé era el hijo de una mujer que huía de la policía, tras participar en al menos dos reyertas en el barrio de la Arrabal en Salamanca.

El Ayuntamiento de Salamanca detalló que sobre las 16.17 horas la Policía Local recibió un aviso que alertaba que se producía una reyerta en el parking de la Iglesia del Arrebal. Al llegar allí, vieron a un hombre tendido en el suelo y a dos personas, un hombre y una mujer (madre del bebé) que salieron huyendo al ver a la Policía.

Algunos de los agentes socorrieron a la víctima y otros fueron por detrás de las personas que huían. Al parecer, la víctima comentó a la policía que había conocido a la pareja por la mañana y les debía dinero.

La pareja requirió al hombre que le pagase la deuda y al no dárselo, le golpearon; le tiraron al suelo; le rompieron el móvil e incluso el varón agresor le amenazó con una navaja. Los agentes dieron alcance a los dos supuestos agresores, que fueron trasladados hasta donde estaba la persona agredida, que confirmó que habían sido las dos personas las que le habían pegado.

El hombre, acusado de la agresión, fue cacheado pero no encontraron el arma blanca. Ante esto, los agentes comenzaron a buscar por las inmediaciones y localizaron un coche “a pleno sol” con las ventanillas subidas y a un niño de tres años durmiendo en su interior. Al comprobar la matrícula del coche se dieron cuenta que el coche pertenecía a la presunta agresora, madre del niño.

Además, mientras ocurría el hallazgo del bebé, oyeron unas voces que venían del río que llamaba a voces a la mujer. Los agentes comenzaron a buscar quién era y encontraron a un menor, escondido en unos juncos, que se había escapado de un Centro de menores de Cáceres y que “andaba con estos dos”.

Los agentes de la Local de la capital charra comprobaron, después, que sobre las 15.00 horas se había registrado otra denuncia por una agresión previa a dos jóvenes en la Cuesta Norbeto Dutari en la que estuvieron implicados dos hombres y una mujer, que huyeron en el vehículo de la agresora. La Policía realiza las diligencias policiales para tratar de esclarecer el suceso.

De momento, sólo ha sido detenido el hombre que amenazó con un arma blanca a la víctima.