Sucesos La Policía Municipal de Valladolid ha detenido en la madrugada de este viernes a un joven de 21 años después de que éste causara un corte en el brazo con un hacha a otro joven al que trató de robar el teléfono móvil. Casualmente, este último es el mismo que hace más de una semana fue detenido por amenazar a viandantes con una pistola.

El joven agredido con un hacha en Valladolid fue detenido hace diez días por amenazar a viandantes con una pistola

26 marzo, 2021 11:45

La Policía Municipal de Valladolid ha detenido en la madrugada de este viernes a un joven de 21 años después de que éste causara un corte en el brazo con un hacha a otro joven al que trató de robar el teléfono móvil. Casualmente, este último es el mismo que hace más de una semana fue detenido por amenazar a viandantes con una pistola.

El último episodio se ha producido sobre las 00.30 horas de esta madrugada cuando agentes de la Policía Municipal recibieron aviso de que una persona afirmaba haber sido víctima de un intento de robo en la zona de plaza de las Batallas. Al mismo tiempo, otra llamada solicitaba asistencia por los mismos hechos y ofrecía una descripción del presunto asaltante que coincidía con la ofrecida por el primer alertante.

Los efectivos policiales dieron con el supuesto agresor, un varón de 21 años de origen colombiano, al que se intervino un hacha y un cuchillo, ambos de grandes dimensiones. Asimismo, comprobaron que la víctima, J.A.R.A, de la misma edad, presentaba lesiones en el brazo y un corte de tres centímetros en el hipocondrio izquierdo--es la parte superior del abdomen--provocadas con un hacha, por lo que el agresor fue detenido.

Fuentes de la investigación consultadas por Europa Press apuntan que la víctima ha relatado que el incidente se produjo cuando el detenido, al que conocía y con el que había estado tomando algo, intentó robarle el móvil y al negarse fue agredido con el hacha.

Se da la circunstancia de que el herido fue detenido hace diez días por un delito de atentado contra los agentes de la autoridad y de amenazas graves, tanto sobre éstos como algunos viandantes, y por portar un arma de fuego y un arma blanca.

En aquella ocasión, el día 16 de marzo, los agentes fueron requeridos en la zona de La Rondilla ante la presencia de dos individuos que estaban amenazando con una pistola a los viandantes a los que preguntaban dónde podían comprar droga.

Al llegar al lugar de los hechos los agentes localizaron a los dos individuos aunque uno de ellos consiguió darse a la fuga. El otro, J.A.R.E, el ahora lesionado, se dio la vuelta y embistió a los agentes a los que empujó y golpeó y causó lesiones aunque finalmente lograron inmovilizarle y comprobar que estaba en poder del arma de fuego y de un cuchillo de sierra de cocina.

Los agentes identificaron también a la mujer que había sido amenazada a la salida de un portal y que, según relató, se tuvo que refugiar en su coche.

LA JUNTA EJERCE LA TUTELA

El joven que ha sido víctima esta madrugada del intento de robo cuenta en su haber con un largo historial delictivo y desde hace meses tenía que estar ingresado en un centro especializado en patologías duales--cuenta con una patología mental agravada por su adicción a las drogas--para cumplir dos años de internamiento por un delito de daños en vehículos.

J.A.R.E. fue ya incapacitado judicialmente por sentencia en diciembre de 2019 por el Juzgado de Primera Instancia 13, momento en el que la Junta quedó encargada de su tutela legal, si bien la familia del joven se queja de que por una u otra circunstancia no se acaba de hacer efectivo ese ingreso en el centro palentino y su abuela, de más de 60 años, se ve incapaz de hacerse cargo de él.