Sucesos

La Guardia Civil descubre un galgo muerto y maltratado metido en una bolsa de basura en Burgos

4 marzo, 2021 10:29

La Guardia Civil investiga en Burgos al propietario de un galgo al que se encontró en un contenedor de un punto limpio muerto y maltratado, metido en una bolsa de basura y con evidencias de haber fallecido de forma violenta.

Los agentes han identificado y localizado al propietario del perro, M.B.E, un joven de 25 años, al que se investiga como presunto autor de un delito de maltrato animal, por omisión grave en su cuidado, que ha desembocado en la muerte del can, han informado a Europa Press fuentes del instituto armado.

Los hechos ocurrieron días atrás, cuando el Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil tuvo conocimiento de la aparición del cadáver de un perro en un contenedor ubicado en un punto limpio de una localidad del alfoz de Burgos.

Los agentes se acercaron al lugar y verificaron el hallazgo de un animal de raza galgo, macho, color canela, que había sido introducido en una bolsa de plástico, presentaba evidencias de haber fallecido varios días antes por muerte violenta y presentaba lesiones en el cuello.

Las pesquisas practicadas permitieron conocer que días antes unos cazadores percibieron el cadáver junto a un camino, debajo de un árbol y con una cuerda enrollada al cuello, retiraron el cuerpo de la vista y lo introdujeron en una bolsa para depositarlo en un contenedor.

MUERTO A GOLPES

Sin embargo, la necropsia practicada al galgo ha demostrado que no falleció por ahorcamiento, sino por los serios traumatismos que presentaba y que le provocaron graves hemorragias internas.

Además, llamó la atención de los guardias civiles el hecho de que portaba el microchip, lo que permitió iniciar una clara línea de investigación para localizar a su propietario, quien ha sido investigado por maltrato animal, por omisión del deber del cuidado del cánido, que ha desembocado en la muerte del mismo.

En esta fecha el titular no había comunicado su muerte ni denunciado su desaparición o extravío, por lo que la investigación sigue abierta hasta el total esclarecimiento de los hechos.

Las diligencias instruidas por el Seprona han sido entregadas en los juzgados de Burgos.