Sucesos

Trece denunciados por incumplir las normas en un céntrico bar y en un local de Soria

8 febrero, 2021 16:42

La Policía Nacional de la Comisaría Provincial de Soria, gracias a la colaboración ciudadana, llevó a cabo dos intervenciones en la tarde del pasado sábado 6 de enero que culminaron con 13 denunciados por incumplimiento de diversas medidas establecidas por la legislación anti COVID, según han informado desde la Subdelegación del Gobierno en Soria.

Una de estas actuaciones tuvo lugar en un bar de esta ciudad, situado cerca de la plaza de toros cuando, sobre las 19.20 horas del sábado se produjo una llamada al servicio de emergencias policiales CIMAC-091 en la que se comunicaba que en dicho local había una excesiva afluencia de clientes y varios vehículos estaban mal estacionados.

Los agentes llegaron al lugar reseñado y comprobaron que había una gran aglomeración de personas en la terraza del establecimiento y que varias personas consumían alcohol fuera de los lugares permitidos.

Los clientes también incumplían la normativa sobre limitación de permanencia de grupos de personas en espacios públicos y privados que la fija en cuatro personas, salvo que sean convivientes, y estas personas no lo eran. Además, tampoco cumplían con la obligación de mantener la distancia mínima de seguridad, establecida en 1,5 metros.

Los agentes propusieron para sanción cinco personas de entre 26 y 53 años por estos tres últimos motivos. El responsable del bar también fue denunciado por permitir que se incumplieran todas las medidas legales, anteriormente reseñadas.

Asimismo, cuando los agentes se dirigieron al propietario de un vehículo que estaba mal estacionado, este reaccionó de forma violenta, gritó y levantó los brazos, a la vez que les insultaba e intentaba dificultar la actuación policial, por lo que también fue denunciado.

SIETE JÓVENES REUNIDOS EN UN LOCAL

La otra intervención policial se produjo minutos antes de la anterior, cuando, sobre las 18.40 horas, una llamada al Servicio CIMAC-091, puso en aviso de la policía que unos jóvenes estaban reunidos en un local, por lo que incumplían las medidas legales establecidas para luchar contra la pandemia.

La Policía, al llegar al local, encontró reunidos a siete jóvenes de en torno a veinte años que no respetaban la legislación sobre limitación de permanencia de grupos de personas en espacios públicos y privados que está fijada en cuatro personas, salvo que sean convivientes, por lo que fueron propuestos para sanción.