Sanidad

La 'quinta ola' deja, por ahora, un 67% menos de ingresos y un 89% menos de fallecidos que la tercera

1 agosto, 2021 08:59

La denominada 'quinta ola' de la pandemia del COVID-19, que comenzó a finales del pasado junio con un incremento exponencial de las cifras de nuevos casos de coronavirus, ha dejado un mes de julio con 1.268 nuevos ingresos en camas de hospitalización de planta, 93 en unidades de críticos, y 66 fallecimientos de personas con el virus, unas cifras sensiblemente inferiores a las de enero de 2021, en la 'tercera ola'.

En concreto, los datos de nuevos ingresos en julio son en torno a un 67 por ciento con respecto a los del pasado enero --3.745 en planta y 285 en UCI--, mientras que los fallecimientos se reducen más aun, hasta un 89 por ciento con respecto a los 588 --541 en hospitales y 47 en residencias-- que se produjeron en el primer mes del año.

Las diferencias en el impacto del COVID-19 entre ambas olas pandémicas son palpables en los datos que ofrece la Junta de Castilla y León en la web de Situación epidemiológica del coronavirus, consultados por Europa Press.

Aunque también cabe apuntar que durante enero de 2021 se notificaron más positivos de COVID-19 que a lo largo del mes que concluye este sábado: 55.145 frente a 41.191, aunque la diferencia en este caso es menos acusada que en los parámetros anterioremtne mencionados, con un 25 por ciento menos de nuevos casos en julio con respecto a enero.

La extensión de las vacunas, la menor gravedad de los casos de Covid-19 y la menor edad de las personas que se contagian, pueden ser algunas de las causas de la gran diferencia de fallecimientos entre ambos periodos. Así, mientras enero fue el quinto mes que más muertes por COVID-19 de toda la pandemia --por detrás de marzo, abril y noviembre de 2020 y de febrero de 2021--, este mes de julio se presenta como el sexto menor dato de toda la serie de 17 meses.

De hecho, solo se han registrado tres fallecimientos por COVID-19 más que en el pasado mayo, en el que concluyó el estado de alarma declarado a finales de octubre de 2020.

En cuanto a las hospitalizaciones, a lo largo de julio, según los datos abiertos de la Junta, los centros hospitalarios han recibido 1.268 nuevos pacientes en las camas de hospitalización en planta y 93 en las unidades de cuidados críticos. En este caso, ha sido el mes con más ingresos en planta desde el pasado febrero, mientras que en las UCI se ha notificado la misma cifra de nuevos pacientes que en mayo.

Eso sí, un dato más negativo que en anteriores meses ha sido el de usuarios de residencias de mayores y centros asistenciales fallecidos a causa del COVID-19, que en julio --datos notificados hasta este viernes día 30-- han ascendido a siete, la cifra más alta desde marzo, cuando hubo nueve.

Aun así, la diferencia con momentos anteriores de la pandemia es sustancial si se compara con los 47 residentes de de enero de 2021 o con los más de 1.200 que se estima que fallecieron entre marzo y abril de 2020 --sin contar casos con sintomatología compatible--.

En lo relativo al ritmo de incremento de los contagios, esta quinta ola ha destacado por una mayor velocidad de crecimiento en las primeras semanas, con una fase de incremento hasta las cifras máximas de incidencia de algo menos de un mes --se alcanzaron los 900 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días en Castilla y León el pasado 20 de julio--.

Sin embargo, el descenso de la incidencia por el momento parece más lento que en la segunda y la tercera ola. En los últimos once días, la tasa a 14 días ha descendido un 21,5 por ciento hasta los actuales 706 casos, mientras que en enero en los diez días posteriores a la jornada en la que se llegó a la tasa máxima en la región --1.417 el 27 de enero-- cayó un 35 por ciento.

Los últimos días del mes de junio han reflejado un claro descenso en la cifra de pacientes ingresados en las plantas, al pasar de 517 el 27 de julio a 416 este sábado. En las UCI por ahora no se observa el descenso pues en estos últimas cinco jornadas se ha pasado de 66 a 73 enfermos.

En cualquier caso, la cifra de pacientes en unidades de críticos es similar a la que se daba en torno al 10 de junio.