Sanidad Y es que hay dos posiciones en este sentido:  por una parte, seguir las indicaciones del semáforo Covid y escalar a nivel 2 de alerta sanitaria y por otra parte adoptar medidas más quirúrgicos e ir hacia la población diana y las actividades que más tienen que ver con los jóvenes entre 4 y 29 años, donde se produce mayor interacción como en el ocio nocturno y las aglomeraciones.

Castilla y León decidirá entre medidas “quirúrgicas” para los jóvenes o retroceder a fase 2 ante el avance de la quinta ola

6 julio, 2021 15:24

Ante la preocupante situación epidemiológica y el incesante aumento de contagios, el comité de expertos de Castilla y León se reunió en la tarde del lunes para analizar las medidas a tener en cuenta para tratar de frenar la quinta ola, focalizada principalmente en los jóvenes.

El consenso reinó entre las medidas sanitarias recomendadas por el comité de expertos de Castilla y León, como ha avanzado la consejera de Sanidad, Verónica Casado, con las siguientes propuestas: potenciar la vacunación y terminar las pautas en personas más vulnerables, menores de 60 años, reduciendo a ocho semanas el tiempo entre las dos dosis y continuar con la estrategia nacional de vacunación en todo momento. 

En cuanto al rastreo de contactos estrechos, se limitará a las últimas 48 horas, suprimiendo el retro-rastreo, ya que resulta en estos momentos muy complicado ante “tal cantidad de contactos” ya que, según la consejera, “durante la noche tienen muchos contactos, no saben ni cómo se llaman ni tienen su teléfono y, además, tienen una rara solidaridad en la que no comunican algunos contactos para que no los pongan en cuarentena", ha explicado.

Por ello, se modificará el protocolo de contactos estrechos y de los seguimientos, especialmente en personas asintomáticas, leves o sin factores de riesgo. Además, se recurrirá a cribados selectivos y asistenciales para poner coto a los contagios.

En cuanto a las medidas no sanitarias planteadas por el grupo de expertos existe controversia, por lo que se llevará al Consejo de Gobierno del jueves para tomar una decisión. Y es que hay dos posiciones en este sentido:  por una parte, seguir las indicaciones del semáforo Covid y retroceder a nivel 2 de alerta sanitaria y por otra parte adoptar medidas más quirúrgicas e dirigirse hacia la población diana y las actividades que más tienen que ver con los jóvenes entre 4 y 29 años, donde se produce mayor interacción como en el ocio nocturno y las aglomeraciones. De este modo, se impondrían medidas transitorias y, de no ser efectivas y no conseguir reducir las incidencias, se pasaría a nivel 2.

No obstante, la consejera Verónica Casado ya ha mostrado su preferencia por esas medidas "quirúrgicas" que son "más selectivas y proporcionales" y están dirigidas propiamente al colectivo y las activiades en las que más interaccionan los jóvenes.

Pero además, Castilla y León apuesta por un toque de queda como el de Portugal, que evitaría el contacto en el ocio y las aglomeraciones. Casado considera que es "una de las grandes medidas" y así se lo ha trasladado a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, por lo que se está a la espera de su respuesta.

Más allá de esas medidas se plantea limitar la celebración de fiestas patronales: actos multitudinarios, paelladas y peñas, y tener el compromiso de los alcaldes y FRMP para vigilar el cumplimiento de las medidas y evitar botellones, como ha relatado la consejera de Sanidad en la rueda de prensa.

Unas medidas decisivas que se debatirán en el próximo Consejo de Gobierno y se implantarán en el territorio de Castilla y León para frenar el avance de los contagios de esta quinta ola en la que ya nos encontramos.