Sanidad

Huelga de enfermeras en Castilla y León

10 marzo, 2021 15:34

El Sindicato de Enfermería Satse ha convocado huelga de Enfermería en Castilla y León para los días 22, 23, 24 y 25 de marzo debido a las bajas retribuciones que perciben las enfermeras de esta Comunidad autónoma.

Satse se ha manifestado este miércoles ante la Presidencia de la Junta de Castilla y León en Valladolid para exigir medidas que reviertan la situación que padecen los enfermeros de la Comunidad, "los peor pagados de España", y continuará con las movilizaciones si no hay una respuesta por parte de la Administración autonómica, movilizaciones que desembocarán en la huelga prevista a partir del 22 de marzo.

Satse critica que la Junta está "expulsando a cientos de enfermeros jóvenes que no ven futuro debido a las retribuciones que se les ofrecen" y lamentan que "solo el 20 por ciento de los 750 enfermeros que se graduaron el pasado año en las facultades de Castilla y León se han quedado a trabajar en la Comunidad".

"Prefieren marcharse a otras comunidades para lograr un contrato más estable y unas condiciones retributivas que aquí no van a conseguir, teniendo en cuenta que hay una diferencia salarial de más de 5.000 euros anuales con comunidades como Murcia, País Vasco o Navarra", agrega el sindicato en un comunicado remitido a Europa Press.

"Estamos hartos de oír que las UCI funcionaban y que se está dando una asistencia de calidad a los pacientes gracias a la formación de las enfermeras, pero eso hay que retribuirlo convenientemente", ha afirmado la secretaria general del Sindicato de Enfermería en Castilla y León, Mercedes Gago.

Además, agrega que las enfermeras de Atención Primaria y Emergencias son las que tienen el complemento específico más bajo de todos los empleados públicos de la Junta de Castilla y León.

Satse también se queja de que con la bajada de retribuciones que se produjo en 2010, los empleados de la Junta que más pérdida sufrieron fueron los del grupo A, titulados universitarios y en concreto, las enfermeras, una pérdida retributiva que no se ha recuperado.