Sanidad

La variante británica del Covid, firme candidata a convertirse en la cepa dominante en Castilla y león

16 febrero, 2021 14:03

La consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado ha hecho su repaso semanal a la situación epidemiológica de la Comunidad manifestando su preocupación por las diferentes cepas del Covid19 que circulan por el territorio. Casado ha explicado que esta circunstancia hace que la pandemia que vivimos en la actualidad "es diferente" y advierte de la peligrosa contagiosidad de todas ellas, que provocan mayor número de muertes.

Y entre las diversas variantes que circulan ya por Castilla y León, la denominada cepa británica parece ser "predominante" ya en nuestra Comunidad, según los estudios realizados por la red de laboratorios de Castilla y León. Estos siguen analizando y secuenciando los diferentes muestreos aleatorios, que por ahora arrojan subidas en los porcentajes de permanencia de esta cepa británica en Castilla y León. De hecho, la consejera de Sanidad ha asegurado que esta variante "tiene muchas posibilidades de convertirse en la cepa", es decir, en la que domine la pandemia de forma casi total.

¿Y por qué es tan peligrosa esta nueva variante del SARS-CoV-2? 



La nueva cepa del virus aparecida en Reino Unido es una nueva mutación que preocupa a las autoridades sanitarias, así como a la comunidad científica de todo el mundo. Entre particularidades destaca su capacidad para ayudar al virus a 'burlar' al sistema inmune con mayor facilidad. Los anticuerpos no la reconocen de la misma forma, por lo que puede disminuir su capacidad para neutralizarlo, provocar que sea capaz de escapar al sistema inmunológico y que las personas que ya hayan pasado la enfermedad vuelvan a reinfectarse, según ha publicado la revista Science.

Y esta facilidad para entrar en el cuerpo humano hace que su contagiosidad sea mucho más alta y se propague con mayor rapidez. De hecho, la propia Verónica Casado informabahace varias semanas de que "es muy poderosa y tiene capacidad para ocupar nicho y desplazar a otras cepas". Hace unas semanas, la consejera ya advertía de que esta variante podría ocupar el 50% de expansión, algo que poco a poco se ha ido confirmando.

Una variante que sí bien no es más letal en si misma, sí "es más mortal", ya que "si la tasa de personas susceptible de fallecer es el 2%, no es lo mismo tener 100 contagiados que 1.000 o 2.000", detallaba Verónica Casado el lunes pasado. Es decir, la cepa británica no provoca síntomás más graves en los pacientes, pero si hay un número mucho mayor de contagiados crecen exponencialmente las posibilidades de que enfermen personas que no puedan sobrevivir a la enfermedad.