Sanidad

Castilla y León recrimina a Illa que la cogobernanza tiene que ser "real" y no una mera declaración de intenciones

21 enero, 2021 09:35

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, aseguró hoy que la cogobernanza que promulga el Ejecutivo central para la gestión del COVID-19 ha de ser "real" y "no una mera declaración de intenciones o apoyo", por lo que reclamó agilidad y herramientas legales que garanticen la efectividad jurídica de las medidas que implanten las comunidades. 

En una declaración grabada, tras la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, la titular de Sanidad respondió al ministro Salvador Illa, que defendió la continuidad del horario actual del toque de queda, frente al inicio a las 20 horas que aplica Castilla y León desde el sábado. 

Asimismo, la Junta informó de que nueve comunidades -Andalucía, Asturias, Baleares, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad Valenciana, País Vasco, Galicia y Madrid- solicitaron al Ejecutivo central nuevas herramientas jurídicas que se adecúen a la situación epidemiológica y asistencial del COVID-19, de manera que dispongan de más mecanismos, para limitar la circulación ciudadana y establecer confinamientos.

Al respecto, el ministro de Sanidad se comprometió a estudiar las propuestas autonómicas, referidas a la modificación del Real Decreto por el que se regula el actual estado de alarma vigente hasta el 9 de mayo. Además, Salvador Illa les trasladó que el actual marco jurídico es suficiente y consideró que existe "margen" para tomar medidas, al tiempo que les recordó que hay que esperar para ver los resultados de las decisiones adoptadas.

La consejera de Sanidad remarcó la necesidad de una unidad de acción para el conjunto del Sistema Nacional de Salud, que facilite y ampare una toma "rápida" de decisiones desde una "efectiva coordinación" a nivel nacional.

Verónica Casado insistió en que la situación epidemiológica y sanitaria por esta tercera ola de la COVID-19 está siendo "aún más grave" que las dos ondas pandémicas anteriores, por lo que reiteró que es "absolutamente necesario" la adopción de medidas que palíen esta situación, ya que advirtió de que cuanto más se demoren esas decisiones, mayores serán los contagios, los ingresos y las personas fallecidas.

Por otra parte, la Junta recordó sobre el toque de queda que sigue vigente entre las 20 y las 06 horas, ante la ausencia de resolución judicial, además de otras medidas tales como la limitación, con carácter general, de las reuniones en espacios de uso público y privado a un máximo de cuatro personas; la reducción del aforo en lugares de culto a un tercio, con hasta 25 personas; y el cierre perimetral de la Comunidad y de todas y cada una de las provincias.

Finalmente, el Ejecutivo indicó que todos las provincias permanecen en el nivel 4 de alerta sanitaria para la contención de la COVID-19, con las medidas preventivas reforzadas vigentes.