Sanidad

Casado defiende los cribados de antígenos: “Dos camas de las UCI pueden superar esta inversión"

24 noviembre, 2020 14:01

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha defendido la estrategia de realizar cribados masivos de test antígenos de segunda generación que se están realizando en ciudades como Burgos, con una elevada incidencia acumulada, o en contextos determinados con “prevalencia muy alta, una tendencia de la incidencia al crecimiento y cuando se pierde la trazabilidad”.

A pesar del coste que supone la realización de estos test masivos, Casado ha puesto en valor que “dos o tres camas de las UCI pueden superar la inversión de estas pruebas”, por lo que conseguir que una persona asintomática deje de contagiar a otras cinco personas y éstas a otras cinco, supone que se “eviten un número muy importante” de enfermos.  

Ante los resultados obtenidos en esos cribados, un 0,7% en el caso de Burgos, la consejera ha reconocido de son datos “normales” para este tipo de pruebas, supone que son 700 casos por cada cien mil habitantes, a lo que se añade el sesgo de selección de aquellas personas que no quieran saber su inmunidad y por tanto no accedan a los cribados, ya que no son obligatorios.

Casado asegura que la estrategia de antígenos está “funcionando” y ha respaldado las ventajas de la rapidez del resultado en cuestión de minutos y que, en caso de positivo, implica el aislamiento y se corta de manera inmediata la correa de transmisión del virus.