Sociedad

"La pandemia ha mostrado las debilidades del sistema de salud pública, pero también los pasos necesarios para mejorarlo

Miguel Hernán, catedrático de Bioestadística y Epidemiología en la Harvard T.H. Chan School of Public Health, abre la Reunión Anual de la Sociedad Española de Epidemiología

8 septiembre, 2021 17:08

El papel de la epidemiología en la toma de decisiones durante la pandemia ha sido el objeto de debate durante la conferencia inaugural de la Reunión Anual de la Sociedad Española de Epidemiología. El catedrático de Bioestadística y Epidemiología en la Harvard T.H. Chan School of Public Health y director de CAUSALab en Harvard , Miguel Hernán, ha sido el encargado de abrir el congreso que desde hoy y hasta el viernes 10 de septiembre se desarrollará en la Universidad de León.La charla inaugural ha estado presentada porFernando Rodríguez Artajelo, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Autónoma de Madrid.

Bajo el título de 'El momento de la verdad: La epidemiología en los tiempos del COVID-19', Hernán ha manifestado que "la epidemiología, entendida como ciencia de datos de salud, ha sido clave para cuantificar la magnitud de la pandemia y sus consecuencias". También para para identificar factores de riesgo para enfermedad grave y evaluar la efectividad de terapias.

A lo largo de la hora y media que ha durado la conferencia inaugural, el catedrático ha repasado la función de la disciplina epidemiológica durante las primeras fases de la pandemia, momento en el que los decisores fueron más receptivos a la asesoría científica y las lecciones aprendidas. "Muchas decisiones de Salud Pública han estado influidas por estudios epidemiológicos sobre vigilancia epidemiológica, trazado de contactos, demanda de cuidados críticos, seroprevalencia y riesgo de mortalidad en infectados, entre otras áreas de investigación", ha señalado el catedrático. 

Actividades epidemiológicas punteras a nivel mundial que, sin embargo, chocan con lo que Hernán considera "ejemplos de oportunidades perdidas", como la no creación de sistemas de información de cara a esta y otras futuras crisis de salud. "La existencia de bases de datos poblacionales disponibles para su uso inmediato ante una emergencia sanitaria es un asunto de seguridad nacional. Sin estas bases de datos, ¿cómo se pueden tomar decisiones basadas en la evidencia?", se ha preguntado. 

"No se pudo detectar la magnitud del problema hasta que la epidemia estaba descontrolada"

Entre las lecciones aprendidas, Hernán también ha recalcado la necesidad de contar con una agencia española de salud pública, cuya creación ya ha sido anunciada, para una mejor gestión de las emergencias sanitarias. "El sistema de salud pública español está muy infradotado. Además, su supervisión técnica recae sobre pequeños grupos del Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas, que se ven desbordados ante emergencias de este calibre", ha explicado. "Inicialmente no fue posible detectar la magnitud del problema hasta que la epidemia estaba descontrolada. Después, hubo un retraso de seis meses en desarrollar indicadores cuantitativos para armonizar decisiones", ha añadido. 

Asimismo, el catedrático ha insistido en la idea de que evitar completamente futuras pandemias puede ser imposible, si bien con sistemas de salud pública adecuados podrían prevenirse y causar menos sufrimiento. Para ello, gobernantes y administraciones deben apoyarse en científicos y trabajar conjuntamente con epidemiólogos que establezcan puentes entre los datos y las acciones de salud pública. Solo así, ha dicho, podrán implantarse medidas basadas en la evidencia y, por ende, tomarse buenas decisiones: "La pandemia ha mostrado las debilidades del sistema de salud pública, pero también los pasos necesarios para mejorarlo".

Más opiniones

En el mismo sentido se ha manifestado la presidenta de la Sociedad Española de Epidemiología, Elena Vanessa Martínez, en la rueda de prensa previa al pistoletazo de salida al congreso. En ella han participado, además de Martínez, el presidente del Comité Científico del Congreso de la SEE, Vicente Martín; la presidenta del Comité Organizador del congreso de la SEE, Tania Fernández; y el propio Miguel Hernán. 

Vicente Martín ha explicado que el coronavirus va a ser uno de los temas centrales de la reunión, pero no el único. "La Sociedad Española de Epidemiología no ha dejado de preocuparse y ocuparse de otras epidemias que sufre nuestra sociedad: el problema del juego, la eutanasia y la atención al final de la vida, las sindemias y la importancia de los factores ambientales y sociales o el envejecimiento saludable son solo algunos de los temas más relevantes que trataremos este año", ha comentado.

Durante su discurso, la presidenta de la SEE ha recordado que la epidemiología ha sido "parte de la solución" durante la pandemia, y ha abogado por más recursos -tanto humanos como técnicos- para que no se vuelvan a repetir las carencias que se han ido observando en los últimos 18 meses. "A causa de la pandemia se han tenido que dejar de lado actividades imprescindibles en las enfermedades crónicas que es necesario recuperar lo antes posible. Es urgente poner remedio a las carencias detectadas", ha apuntado. Además, ha insistido en que es necesario que las instituciones se comprometan a crear un centro de vigilancia en salud pública. Además, la presidenta de la SEE ha insistido en que "es necesario que las instituciones se comprometan a crear un centro de vigilancia en salud pública y la Red de Vigilancia en Salud Pública", que aseguren una respuesta coordinada y eficiente a las nuevas crisis de Salud Pública y colaboren en la definición de políticas y estrategias sanitarias y de salud.

Por su parte, Tania Fernández ha apuntado que esta reunión constituye "el primer congreso de toda la pandemia que se celebra en León", por lo que se ha implantado "un protocolo muy riguroso" para garantizar la seguridad de todos los participantes. "Ha sido un año muy duro y con mucha incertidumbre hasta el último momento", ha manifestado. 

Esta edición del congreso de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE), la primera que se lleva a cabo de manera presencial desde la irrupción de la pandemia, reúne a la SEE, la Asociación Portuguesa de Epidemiología (APE) y la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS). Contará con más de 600 asistentes, 13 mesas espontáneas y 820 comunicaciones. Además, 40 voluntarios -estudiantes de los grados universitarios que se imparten en las sedes del congreso-, velan por el correcto desarrollo de la cita. 

Para ello, el Comité Organizador ha elaborado un protocolo de actuación para conseguir un entorno de trabajo seguro que incluye, entre otras cuestiones, el cálculo de espacios de acuerdo a diferentes posibilidades de aforo, así como medidas higiénicas para las actividades que se desarrollen en el marco del congreso. Además, cuenta con la colaboración del Servicio de Vigilancia Epidemiológica de la Universidad de León y se ha creado una Unidad Básica de Vigilancia y un plan de actuaciones ante un caso sospechoso.