Sociedad

La vida de un ludópata once años después: “Eché mi última Bonoloto un 14 de febrero”

Con motivo de la entrada en vigor del Real Decreto de Comunicaciones Comerciales de las Actividades del juego, que regula la publicidad del sector de las apuestas y juegos de azar “online” en España, charlamos con Ángel Aranzana, presidente de Ajupareva

5 septiembre, 2021 09:00

Ángel Aranzana (Valladolid, 58 años) es un hombre nuevo. Hace once años consiguió superar su problema con el juego, en concreto con las loterías y la ONCE, y ahora no duda en afirmar que se siente “orgulloso” de haberlo superado y que ahora cuenta con “una vida más tranquila” y “mejor”.

Amante de la lectura y de un buen paseo, hablamos con el presidente de Ajupareva (Asociación de Jugadores Patológicos de Valladolid) desde hace seis años y también de Fecyljar (Federación castellano-leonesa de jugadores de azar rehabilitados) desde hace cuatro, sobre la entrada en vigor del Real Decreto de Comunicaciones Comerciales de las Actividades del juego que regula la publicidad del sector de las apuestas y juegos de azar “online” en España y también de su historia en esta entrevista en la que abre su corazón a El Español Noticias de Castilla y León.

Pregunta. ¿Cómo valora el presidente de Ajupareva la entrada en vigor del Real Decreto de Comunicaciones Comerciales de las Actividades del juego, que regula la publicidad del sector de las apuestas y juegos de azar “online” en España?



Respuesta. Estamos satisfechos con ello pero creemos que hay un tipo de publicidad que se ha escapado de este Real Decreto como son las loterías y los cupones. La publicidad en el juego público y semipúblico, como la ONCE o todo lo que son cupones, rascas y también la Lotería de Navidad.  

P. Como apunta toda esta publicidad en el juego público y semipúblico está sin regular en este Real Decreto.



R. Eso es. Todo esto lo han dejado fuera porque dentro de la Ley de Juego del Estado, cada Comunidad Autónoma tiene la suya pero el Estado es el que tiene poder sobre el juego online, las loterías y la ONCE. Esto no lo han tocado y pediríamos una regulación que se nos antoja necesaria.

P. Al final, la publicidad del sector de las apuestas y juegos de azar online en España, en formato audiovisual, queda relegada a las 1-5 horas.



R. Exactamente es otra de las medidas que aplaudimos para evitar ese exceso de publicidad en horas en las que hay más gente viendo la televisión.

P. Y los clubes deportivos no van a poder firmar contratos publicitarios con estas empresas…



R. Aplaudimos también esta iniciativa. Hay que tener en cuenta que hay una gran cantidad de jóvenes y niños que siguen a sus ídolos deportivos y ven los partidos. Cuando acuden a ver un partido ven a esas estrellas, tanto en el campo como en la televisión. Les bombardean con publicidad del juego y apuestas y les lanzan mensajes que les incitan a hacerlo. Nos parece correcto que se elimine y que se limite el horario, como indicaba en la anterior pregunta, para que sean personas adultas las que lo vean.

P. También, si no tengo mal entendido, se van a poner límites de dinero y hora.



R. Se quiere poner límite al dinero diario y se quieren suprimir los bonos de bienvenida que regalan como atracción para entrar a su página y que te queden con ellos.

P. Usted insiste en más ayudas por parte del Gobierno para programas de prevención.



Tanto al Estado como a las Comunidades Autónomas, las Asociaciones de Jugadores les salimos muy baratos



R. Tanto al Estado como a las Comunidades Autónomas, las Asociaciones de Jugadores les salimos muy baratos. A parte de subvenciones que nos dan con carácter competitivo no tenemos ningún otro tipo de ayuda. Todo lo que hacemos de prevención es a costa de nuestro esfuerzo. Ellos, con 22.000 o 27.000 euros, se limpian las manos.

En Valladolid atendemos en Ajupareva a 220 familias durante todo el año. Las ofrecemos tratamiento psicológico y a esas psicólogas hay que pagarlas. También hay que pagar la luz y todos los gastos y se creen que con este dinero nos llega.

El pasado año solo teníamos una psicóloga que atendió un total de 1.350 consultas solo en Valladolid. ¿Qué psicóloga de la Seguridad Social, de Sacyl, pasa tal cantidad de consultas? Ninguna. Para que te den una cita pasan meses.

P. Centrándonos en su historia, es usted presidente de Ajupareva, Asejare y Fecyljar. ¿Cómo decide entrar?



R. En Ajupareva había que elegir a una nueva Junta Directiva. La anterior se iba y decidí presentarme a voluntario y aquí estamos.

En Asejare llevo un año. Nuestra idea era crear asociaciones en cada provincia de Castilla y León. El problema que nos encontramos es que hay ciudades muy pequeñas en las que los habitantes y las personas afectadas deciden irse a otras para mantener más el anonimato. Es lo que nos encontramos en Segovia.

Sabemos que hay un número de personas con problemas de juego pero no se acercan a la asociación. Saben que estamos pero no termina de arrancar la asociación por ese miedo al qué dirán.

P. Usted es ludópata de loterías y de la ONCE. ¿Cuándo comienza a jugar?



R. Hace muchos años. Yo creo que jugar, he jugado toda la vida. De forma descontrolada, del 2000 al 2010.

P. ¿Cuándo se da cuenta de que tiene un problema?



R. Seis meses después de entrar en Ajupareva. Lo hice en enero de 2010 y en julio de 2010 me di cuenta de que tenía un problema.

P. Como dice, recurre a Ajupareva…



Vine a regañadientes a Ajupareva 



R. En enero me trajo mi mujer a Ajupareva. Vine a regañadientes porque no creía que tuviera un problema y lo negaba.  A base de venir a terapia, de escuchar y demás, asumí que lo tenía.

P. En 2010 entra con un montón de deudas tras jugar 10 años. ¿Cómo se sentía?



R. Me sentía muy mal, sobre todo los primeros meses de entrar aquí. No quería venir. Obligar a una persona a venir a la Asociación sin él querer, cuesta mucho más. Luego, que se dé cuenta de que tiene un problema y se tiene que rehabilitar, es duro.

P. ¿Cuándo para de jugar?



Entré en enero de 2010 en Ajupareva  y el 14 de febrero eché la última Bonoloto. Ahí dejé de jugar



R. Entré en enero de 2010 en Ajupareva  y el 14 de febrero eché la última Bonoloto. Ahí dejé de jugar.

P. Supongo que satisfecho y orgulloso.



R. Ahora sí, la verdad. Poder echar la vista atrás después de todos estos años… Ver la vida que tenía antes y la que tengo ahora es completamente diferente. No tengo que estar ocultando nada, decir mentiras o pensar que necesito dinero para jugar. Un montón de cosas que hace que uno tenga la vida más tranquila y mejor.

P. ¿Cómo ve el futuro?



R. Como hemos repasado a lo largo de la entrevista, el Real Decreto regula la publicidad privada pero hay que hacer lo mismo con la pública y la semipública, que faltarían. Tenemos que poner coto a esta publicidad.