Sociedad

El montañero fallecido en Curavacas era el director técnico de la DO Ribera del Duero, Agustín Alonso González

30 agosto, 2021 10:58

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Duero ha comunicado el fallecimiento de su director técnico, Agustín Alonso González, de 52 años, el cual llevaba 23 años vinculado a este órgano regulador y al que han definido como "un gran profesional, apasionado y entregado".  Se trata del montañero cuyo cadáver fue rescatado en la tarde de ayer en el monte Curavacas, en la provincia de Palencia, tras una parada cardiorrespiratoria. Además, el suceso tuvo lugar en la zona del Callejo Grande, un lugar inaccesible para vehículos por tierra, por lo que tuvo que ser rescatado en helicóptero. 

Desde la Denominación han lamentado la "noticia triste e inesperada que deja a la gran familia de la Ribera del Duero huérfana de un gran profesional, apasionado y entregado, vinculado desde hace veintitrés años al órgano regulador", como han remitido en un comunicado. "En el recuerdo quedará siempre su compromiso con la Ribera del Duero, de la que decía que puede competir con cualquier zona del mundo por su potencial, su calidad y el espíritu de trabajo y sacrificio de su gente".

Natural de Palencia y ligado a León, donde tuvo sus primeros contactos con el mundo del vino y lugar al que volvía siempre que su trabajo le permitía, estudió Ingeniería Agrícola para licenciarse después en Enología.

Recaló en el Departamento de Experimentación y Ensayó del Consejo Regulador, dirigiendo la Bodega y Viñedo Experimentales, realizando investigaciones sobre la maduración de la uva, que fueron después objeto de su doctorado. Con él al frente se puso en marcha el laboratorio, realizándose estudios e investigaciones que contribuyeron a difundir la cultura del vino en la Denominación de Origen.

Tomó en 2008 el mando del Departamento Técnico, dirigiendo el control y la certificación de los vinos. Apasionado de la pedagogía, era habitual verle colaborar con colectivos y asociaciones, impartir ponencias y catas, y apoyar cualquier iniciativa relacionada con la difusión de la viticultura y la enología.

Se implicó activamente en la puesta en marcha de una aplicación pionera para el autocontrol y la certificación de los vinos de las bodegas, en marcha desde hace seis años.