Sociedad

Un sistema de desinfección 'made in Castilla y León' para higienizar bolsas y carros de la compra

Dos palentinos desarrollan un sistema de desinfección combinado, a través de un equipo de acero inoxidable

8 agosto, 2021 18:03

David Herrero / ICAL

Desinfección de bolsas y carros de la compra, a través de luz ultravioleta y ozono, con sello palentina para garantizar la seguridad de los clientes en tiempo de pandemia, pero también en el día a día, de la mano de un proceso de higienización que elimina bacterias, hongos y levaduras de superficies y alimentos sin peligros para la salud.

DIVI es el sistema de desinfección combinado, a través de un equipo de acero inoxidable, desarrollado a partir de la idea del palentino Fernando Álvarez, propietario de la empresa SK20 Desinfección Plus, y de Álvaro Salas, de también la palentina Ingemov, que ha hecho realidad el proyecto, a partir de mejoras de aspectos ya existentes y crear nuevas utilidades.

Álvarez afirma a la Agencia Ical que la idea surgió en tiempos de pandemia para la desinfección de superficies, en mayor medida, en el ámbito alimentario y de las compras en establecimientos y grandes superficies, dado que “eran los lugares donde más contacto había”.

Tras pensar la idea, contactó con la empresa Ingemov, con la que se llegó a un acuerdo para desarrollar el proyecto. Su primera necesidad radica en la limpieza de los carros de la compra y las bolsas para que el cliente, al realizar la compra, pueda llevarse los productos a su casa desinfectados e higienizados, pero no solamente del actual COVID-19, sino también de otros virus, bacterias, hongos y levaduras, agrega.

Tras desarrollar la máquina, comenta que se ha visto que tenía más aplicaciones como la limpieza de los juguetes de los pequeños en las guarderías, las bandejas en los comedores o la desinfección de utensilios en las residencias de mayores, por ejemplo. Es decir, una “higienización de diversos elementos que se llegan a manipular”, asevera.

Funcionamiento

Por su parte, Álvaro Salas, destaca que el funcionamiento se divide en dos compartimentos separados para bolsas grandes y reutilizables, del estilo de rafia, y carros de la compra, con dos ciclos.

En el caso de los carros, el ciclo corto “se emplearía antes de entrar al establecimiento para desinfectar el elemento, en el que solo se activaría la luz ultravioleta, mientras que el largo se combinaría la luz ultravioleta con el ozono”.

Respecto al otro compartimento, “siempre se aplicaría el ciclo largo para las bolsas”. Aunque se están realizando diversas pruebas para ajustar los tiempos del proceso, apunta que el tiempo medio se estipula en un minuto y medio para las bolsas y de dos minutos para el escenario de los carros, añade.

Virus, bacterias y hongos

Las pruebas y los resultados del proceso de desinfección están avalados y supervisados por Agustín León, que pertenece al Grupo de Investigadores del Parque Científico de la Universidad de Valladolid (UVa), dentro del Área de Tecnología de los Alimentos, quien señala que la eficacia de la limpieza se ha probado en superficies de PVC, plásticas, de cartón y metálicas, así como alimentos naturales en fresco sin envoltorios.

Deja claro que “cuanto más cerrada sea la bolsa, menos eficaz es el sistema, ya que la luz ultravioleta incide directamente sobre las superficies, pero se pueden producir sombras, de ahí la importancia del ozono, que penetra por esos huecos y ejerce la acción esterilizante”. Aun así, recalca la importancia de las bolsas abiertas y que no sean de plástico.

En el carro, al estar abierto, el ozono “siempre va a poder penetrar”. Para la eficacia, se han considerado una serie de microrganismos diana, como es el coronavirus, aunque se ha trabajado con un pariente cercano y de la misma familia, pero inocuo para su manejo; la bacteria E. coli, que es indicadora de la contaminación fecal; con el hongo Aspergillus y la levadura cándida, desgrana.

León explica que en el caso del COVI-19, la desinfección combinada y solo con ozono supera el 99 por ciento; en E. coli, la higienización es total en la combinada y del 99,8 por ciento en ozono; con el hongo Aspergillus, el proceso es efectivo al 100 por ciento en el proceso general y del 91 por ciento con ozono; mientras que con la levadura, la destrucción es igualmente total en el proceso general y del 96 por ciento en el uso del ozono.

Apuesta por Palencia

“Lo interesante es que en Palencia hay empresas y empresarios que están apostando por las nuevas tecnologías y la innovación, algo que es de vital importancia para la Agencia de Desarrollo Local del Ayuntamiento de Palencia”, afirma el concejal de Desarrollo Económico, Urbano Revilla.

Puntualiza en declaraciones a la Agencia Ical que la Universidad de Valladolid (Uva) está colaborando con empresarios palentinos para trabajar en este tipo de proyectos, razón por la que desde la Agencia siempre se apuesta por estos trabajos que nacen de la mano palentina, quien reconoció el trabajo de empresarios de la tierra por desarrollar cosas nuevas.

“Siempre se cree que aquí nunca se hace nada, por ello hay que dar voz en aquellos momentos en los que desarrollan proyectos e innovaciones”. Añade que “se quiere apoyar, de una forma muy humilde, pero clarísimamente este tipo de innovaciones que se lleven a cabo en Palencia”.

Revilla traslada que cualquier empresario, autónomo o persona que tenga en mente proyectos y quiera desarrollarlos tiene que contar con el apoyo de las instituciones. “A veces de manera económica y, en otras ocasiones, con acompañamiento y asesoramiento técnico”. Además, agradeció que haya palentinos con este nivel y con estas pretensiones.