Sociedad "Tienen que invertir en otras cosas, como en ayudas a los negocios, a los que no somos hostelería no nos ha ayudado nadie", ha afirmado la dueña del establecimiento. Y es que desde este pequeño comercio, han declarado que "la gente ya no viene" porque como no tienen donde aparcar, "se van todos a rio shopping".

La historia se repite: futuro negro para el repintado de las calles de Valladolid

15 julio, 2021 15:28

Casi un año después de que alguna de las calles vallisoletanas del centro se tiñeran de color, presentan hoy un aspecto desmejorado y grisáceo. Regalado, Constitución, Menéndez Pelayo, Claudio Moyano son las calles que albergan dicha desmejoría que "no ha servido para nada y encima es horroroso", según un comerciante de la la calle Regalado en declaraciones recogidas por El Español Noticias Castilla y León. 

El dueño de la tienda Mont Blanc Guerro de la calle Regalado ha explicado que cuando hicieron las obras "fueron días de 0 ventas, nos cortaron toda la calle". "Dijeron que iban a ser 4 días y al final fueron 16", ha afirmado.  

Calle Regalado 

En esta céntrica calle los colores con los que lucía el primer día han desaparecido prácticamente por completo, dejando un suelo casi negro donde se hace difícil apreciar hasta las figuras plasmadas en el pavimento. "A los 3 días ni se veía". Los comerciantes de esta zona cuentan con un grupo de whatsapp en el que se intercambian las opiniones, y allí tienen bastante claro que no quieren que "se vuelva a repintar". 

Repintado está Claudio Moyano, que desde el lunes pasado presume un aspecto más colorido al haber plasmado la pintura de nuevo. Aunque desde Lanas Maranta, su dueña ha contado que "la pintura no sirve para nada". "Lo que tenían que hacer es adoquinarla", ha añadido. 

Estado de Claudio Moyano en la parte que aún no ha sido abierta

En Menéndez Pelayo la sensación no es diferente, y es que desde La Petit Cloe han calificado la medida, un año después, como "una mierda". "Tienen que invertir en otras cosas, como en ayudas a los negocios, a los que no somos hostelería no nos ha ayudado nadie", ha afirmado la dueña del establecimiento. 

Y es que desde este pequeño comercio, han declarado que "la gente ya no viene" porque como no tienen donde aparcar, "se van todos a rio shopping". "Valladolid no es una ciudad para peatonalizar", ha sentenciado. 

Calle Menéndez Pelayo

María de Molina



A estas calles se las sumará María de Molina, que ahora mismo está inmersa en ese proceso de lavado de cara. En Moda Pilar ya se han pronunciado al respecto y han aseverado que "no les gusta". 

En este pequeño comercio, uno de los pocos locales de esta calle puesto que muchos son franquicias, tienen claro que "no va a servir para nada". "La gente ya lo dice, las calles se están vaciando", han comentado por el miedo a que la ciudadanía deje de acudir al centro por no tener como acceder con el vehículo. 

Calle María de Molina