Sociedad La obtención de manera coordinada de medidas sobre aerosoles, nubes y gases reactivos permite avanzar en la comprensión de los complicados procesos de interacción entre estos componentes y reducir las incertidumbres sobre su influencia en la evolución del clima, en la meteorología y en la calidad del aire, de una manera mucho más eficiente que con datos obtenidos de manera independiente.España tiene una importante participación en ACTRIS no solo desde el punto de vista del número, características y representatividad geográfica de sus estaciones de medida -las denominadas National facilities-, sino también por su contribución a las estaciones centrales de referencia y calibración de instrumentos -Central facilities-.ACTRIS-Spain surge como una evolución natural de la colaboración que mantienen desde hace varios años los diferentes organismos de investigación que la integran, iniciada en la mayoría de los casos mediante proyectos de investigación y redes de infraestructura nacionales o autonómicas, y participando también en iniciativas previas en Programas Marco de la Unión Europea.La formalización a través de un convenio de la Unidad Mixta de Investigación o Joint Research Unit ACTRIS-Spain se publicó en el BOE (Boletín Oficial del Estado) el pasado 27 de abril suscrito, además de por la UVa, por el CIEMAT, el CSIC, la Agencia Estatal de Meteorología, la Universidad de Granada, la Universidad Miguel Hernández, la Universidad de Valencia, el Barcelona Supercomputing Center-Centro de Supercomputación, la Fundación de la Comunitat Valenciana-Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo, el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial ‘Esteban Terradas’ y la Universidad Politécnica de Cataluña.

La UVa participa en la creación de una unidad mixta de investigación sobre la atmósfera

27 mayo, 2021 17:35

La Universidad de Valladolid (UVa), junto con otras entidades españolas, ha participado en la creación de la Unidad Mixta de Investigación ACTRIS-Spain. Esa Unidad coordinará la participación española en la nueva infraestructura europea ACTRIS para la observación de aerosoles, nubes y gases traza en la troposfera y la baja estratosfera.



ACTRIS, que se constituirá próximamente, cubre un dominio de investigación atmosférica no tratado por otras infraestructuras europeas, completando así el mapa de infraestructuras de investigación atmosférica. La obtención de manera coordinada de medidas sobre aerosoles, nubes y gases reactivos permite avanzar en la comprensión de los complicados procesos de interacción entre estos componentes y reducir las incertidumbres sobre su influencia en la evolución del clima, en la meteorología y en la calidad del aire, de una manera mucho más eficiente que con datos obtenidos de manera independiente.



España tiene una importante participación en ACTRIS no solo desde el punto de vista del número, características y representatividad geográfica de sus estaciones de medida -las denominadas National facilities-, sino también por su contribución a las estaciones centrales de referencia y calibración de instrumentos -Central facilities-.



ACTRIS-Spain surge como una evolución natural de la colaboración que mantienen desde hace varios años los diferentes organismos de investigación que la integran, iniciada en la mayoría de los casos mediante proyectos de investigación y redes de infraestructura nacionales o autonómicas, y participando también en iniciativas previas en Programas Marco de la Unión Europea.



La formalización a través de un convenio de la Unidad Mixta de Investigación o Joint Research Unit ACTRIS-Spain se publicó en el BOE (Boletín Oficial del Estado) el pasado 27 de abril suscrito, además de por la UVa, por el CIEMAT, el CSIC, la Agencia Estatal de Meteorología, la Universidad de Granada, la Universidad Miguel Hernández, la Universidad de Valencia, el Barcelona Supercomputing Center-Centro de Supercomputación, la Fundación de la Comunitat Valenciana-Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo, el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial ‘Esteban Terradas’ y la Universidad Politécnica de Cataluña. El Convenio tendrá una vigencia de cuatro años, prorrogable por otros cuatro años más, según la información del CIEMAT recogida por DiCYT.



La creación de esta Unidad Mixta favorecerá la participación de la misma en proyectos de I+D+i, facilitará el intercambio de información científica y tecnológica entre quienes la integran, permitirá la continuidad de los proyectos de investigación y las iniciativas de colaboración conjunta ya en marcha y, fundamentalmente, garantizará la disponibilidad de los recursos humanos y materiales necesarios para acometer sus tareas. Además, facilitará el uso de infraestructuras y equipamiento científico.