Sociedad El presidente de la institución provincial apunta que la ratio de personal asistencial por residente que hay en sus centros es “el triple” de lo que marca la normativa vigente

Íscar defiende que la calidad del servicio asistencial en las residencias de la Diputación de Valladolid es “altísima”

12 mayo, 2021 18:04

El presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, defendió hoy que la calidad del servicio asistencial que brindan los dos centros residenciales para mayores que gestiona la institución provincial “es altísima”. “Los datos son aplastantes” aseguró antes de señalar que cuentan con “casi el triple” de los ratios de personal asistencial por residente que marca la normativa vigente.

En declaraciones recogidas por Ical, señaló que desde la Diputación de Valladolid llevan tiempo “trabajando en los centros residenciales ante una nueva realidad mundial”. Asçi, recordó que desde febrero han mantenido “numerosas” reuniones con los representantes sindicales de los trabajadores, a los que les han transmitido la “postura clara” de la institución. 

“Respetamos la libertad de manifestarse y siempre hemos estado abiertos a cualquier tipo de negociación. Ahora mismo tenemos 90 residentes menos y a mayores se incorporarán 30 personas más para poder cubrir el servicio en un año tan complicado”, explicó antes de agradecer “el esfuerzo de los profesionales” durante la pandemia. “Lo importante es que la calidad en la prestación de ese servicio asistencial no baje, y en este caso consideramos que está cubierta esa necesidad y esa calidad exigible”, concluyó.

El pasado 3 de mayo, ante las críticas recibidas desde UGT, CSIF y CCOO, que acusaron a la Diputación de Valladolid de rebajar los mínimos profesionales de atención directa de sus dos residencias, desde la institución señalaron que en el caso del Centro Residencial Doctor Villacián la ratio marcada por la normativa vigente sería de 27 TCAEs para atender a los 95 residentes, y la plantilla actual es de 87 auxiliares de clínica. Por lo que se refiere al Centro Residencial Cardenal Marcelo, donde la ratio vigente exigiría una plantilla de 42 trabajadores para 155 residentes, la plantilla actual alcanza los 74 trabajadores. 

En un comunicado recogido por Ical explicaban que la Residencia Asistida para la Tercera Edad de Valladolid de la Junta de Castilla y León cuenta con 121 auxiliares trabajadores para atender 294 residentes, mientras la Diputación de Valladolid, para atender a 250 residentes, cuenta con una plantilla de 161 TCAEs.

“A lo largo de la pandemia, la Diputación de Valladolid ha contratado a 68 trabajadores como refuerzo de la plantilla de auxiliares de clínica, con el fin de cubrir con plenas garantías todas las necesidades de los residentes. Asimismo, tiene prevista la realización de 30 nuevos contratos en los próximos meses para garantizar la cobertura de los servicios durante el período de vacaciones de los trabajadores de los centros residenciales”, destacaban.

Un día después, el 4 de mayo, el personal auxiliar de Enfermería de los dos centros se concentraba frente a la sede de la Diputación para denunciar los recortes de mínimos asistenciales, alegando que el personal auxiliar de enfermería de los centros de Diputación tiene que realizar otros servicios, que en los centros asistenciales de la Junta cubren otros profesionales, como pueden ser los comedores.