Sociedad El Sindicato de Técnicos de Enfermería (SAE) ha emprendido acciones legales contra el gerente del Hospital de León por “pretender imponer a los técnicos en cuidados de enfermería (TCE) la realización de funciones propias de los celadores como son, entre otras, el transporte de los sacos de ropa sucia” a pesar de que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León establece que el transporte del material biológico, como instrumental médico, pacientes, mobiliario, enseres, ropa de lencería corresponde al colectivo de celadores.La gerencia provincial de SAE, María Pilar Castro, apuntó que “la existencia de esta sentencia debería ser suficiente para ni siquiera plantear una modificación en este sentido”, pero lamentó que la existencia de un protocolo firmado por la Gerencia y la Subdirección de Gestión “en el que se pretende, incumpliendo la citada sentencia, que los TCE desempeñen funciones que no les corresponden”.Para Castro esta situación es “inadmisible y un falta de respeto a un colectivo de profesionales del equipo de enfermería”, por lo que lamenta “tener que recurrir a la justicia para que se cumpla lo que ya ha solucionado con anterioridad”.

Emprenden acciones legales contra el gerente del Hospital de León por imponer funciones de celadores a técnicos en cuidados de Enfermería

5 mayo, 2021 14:05

El Sindicato de Técnicos de Enfermería (SAE) ha emprendido acciones legales contra el gerente del Hospital de León por “pretender imponer a los técnicos en cuidados de enfermería (TCE) la realización de funciones propias de los celadores como son, entre otras, el transporte de los sacos de ropa sucia” a pesar de que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León establece que el transporte del material biológico, como instrumental médico, pacientes, mobiliario, enseres, ropa de lencería corresponde al colectivo de celadores.

La gerencia provincial de SAE, María Pilar Castro, apuntó que “la existencia de esta sentencia debería ser suficiente para ni siquiera plantear una modificación en este sentido”, pero lamentó que la existencia de un protocolo firmado por la Gerencia y la Subdirección de Gestión “en el que se pretende, incumpliendo la citada sentencia, que los TCE desempeñen funciones que no les corresponden”.

Para Castro esta situación es “inadmisible y un falta de respeto a un colectivo de profesionales del equipo de enfermería”, por lo que lamenta “tener que recurrir a la justicia para que se cumpla lo que ya ha solucionado con anterioridad”.