Sociedad Con ese objetivo nace ‘Huertos sostenibles contra la despoblación’, un proyecto piloto encabezado por el Ayuntamiento de Covarrubias, la Sociedad para el Desarrollo de la Provincia de Burgos (Sodebur), el Ayuntamiento de Retuerta y la pedanía de Cornejo, con la colaboración de la marca de turismo ‘A{2h}de’, a través del cual se busca luchar contra la despoblación y dar la oportunidad a los vecinos de estas zonas rurales y de fuera de ellas, de disponer de sus propios huertos.Este programa de huertos sostenibles, que a pesar de no haberse inaugurado oficialmente ya está en marcha, cuenta con un total de 50 huertos de 50 metros cuadrados en Covarrubias, 15 huertos en Retuerta de 100 metros cuadrados, y otros diez en la pedanía de Cornejo, situada en la Merindad de Sotoscueva.

Huertos sostenibles para luchar contra la despoblación

2 mayo, 2021 17:50

N.M.J 



Reforzar la idea de comunidad y conexión al medio rural. Con ese objetivo nace ‘Huertos sostenibles contra la despoblación’, un proyecto piloto encabezado por el Ayuntamiento de Covarrubias, la Sociedad para el Desarrollo de la Provincia de Burgos (Sodebur), el Ayuntamiento de Retuerta y la pedanía de Cornejo, con la colaboración de la marca de turismo ‘A{2h}de’, a través del cual se busca luchar contra la despoblación y dar la oportunidad a los vecinos de estas zonas rurales y de fuera de ellas, de disponer de sus propios huertos.

Este programa de huertos sostenibles, que a pesar de no haberse inaugurado oficialmente ya está en marcha, cuenta con un total de 50 huertos de 50 metros cuadrados en Covarrubias, 15 huertos en Retuerta de 100 metros cuadrados, y otros diez en la pedanía de Cornejo, situada en la Merindad de Sotoscueva.

El concejal de Despoblación, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Covarrubias, José Ignacio Barbadillo, encargado de llevar a cabo este proyecto, señala que le pareció una actividad “interesante”, que además podía beneficiar al entorno rural. Por ello, cuando vio que había una propuesta de subvención por parte de la Diputación de Burgos, a través de Sodebur, decidió presentar el proyecto, que fue finalmente seleccionado.

“Ha tenido bastante éxito y en un mes lo hemos alquilado casi todo”, cuenta Barbadillo. El precio de alquiler de un año de estas parcelas es de 100 euros para los empadronados en Covarrubias, y 120 para los que no lo están en la villa. El concejal explica que se han alquilado casi todos los huertos disponibles en Covarrubias, en su mayoría por gente del pueblo, aunque a día de hoy, disponen todavía de una decena de huertos libres, que quieren ofrecer a personas no empadronadas en el pueblo.

De hecho, Barbadillo señala que se han puesto en contacto con él varias personas que veranean allí pero que residen en el País Vasco o Madrid, solicitando uno de estos huertos. Además, tienen pensado poner en marcha en breve un plan de apadrinamiento por el cual las personas que no sean residentes en el pueblo podrán disfrutar de los frutos que origine su parcela.

“Si no pueden venir por trabajo, se lo gestionamos nosotros. Los que estamos allí los montamos y ellos pueden venir cuando quieran”, explica el encargado de Despoblación, Medio Ambiente y Desarrollo Rural. Además, indica que las personas que lo deseen tienen la posibilidad de vender sus productos en unos mercadillos que están preparando y que se pondrán en le pueblo. “No creo que la producción sea muy alta, pero existe esa posibilidad. Tenemos un convenio para que los que son socios de los huertos puedan vender sus productos sin ningún problema”, afirma.

Por el momento se están cultivando lechugas, cebollas y patatas, aunque esperan empezar dentro de poco con los tomates. Se están llevando a cabo también una serie de talleres de horticultura con el objetivo de enseñar algunos conocimientos básicos a aquellas personas que nunca hayan tenido o cultivado un huerto. En este sentido, Barbadillo sostuvo que uno de los aspectos que más le ha llamado la atención es la cantidad de gente joven que se ha apuntado a esta iniciativa, e incluso los niños que están “encantados” con la idea de disponer de un huerto.

Cada parcela cuenta con su propio grifo de hierro, y el recinto dispone de un almacén de herramientas que está construido con material reciclado. Este proyecto, en fase de crecimiento, se completará con un gallinero de gallina castellana, además de diferentes cursos en técnica de poda, permacultura, agro-emprendimiento, etc.

Promoción del medio rural



‘Huertos sostenibles contra la despoblación’ es un proyecto piloto en Castilla y León, que ya cuenta con tres sedes en la provincia burgalesa, aunque espera crecer más y poder estar presente en otras localidades, tanto de Burgos como de la Comunidad Autónoma. 'A{2h}de' , leído 'a dos horas de', se sumó a esta iniciativa con el fin de trabajar “por y para el desarrollo y promoción de las zonas rurales”. Su director ejecutivo y fundador, Pedro Aizpun Alonso se trasladó a vivir y trabajar a la localidad de Covarrubias (Burgos) hace seis meses donde ha puesto en marcha el proyecto ‘A{2h}de se va al pueblo’, en el que trabaja para “transformar la realidad rural y ser parte de la solución aportando experiencia y apoyo a ideas como esta”.

“Nos encantaría involucrarnos en la parte de apadrinamiento para que la gente conociera primero Covarrubias y luego las posibilidades de tener un huerto en un pueblo, poder disponer de alimentos ecológicos , conocer a la vez gente, y disfrutar de todo”, dijo Pedro Aizpun.

‘A dos horas de’ había trabajado anteriormente en Castilla-La Mancha y Extremadura, aunque tal y como apunta Aizpun estaban buscando un proyecto que les atrajese a Castilla y León. “El concepto que manejamos de ‘a dos horas de’ nos parecía perfecto, porque Covarrubias está a dos horas de Madrid y de Bilbao. Es la ubicación perfecta”.

Su idea es seguir creciendo, e incluso a nivel nacional, dado que su objetivo principal es conocer la realidad rural con su problemática y vivirla de cerca para así poder transformarla y ser parte de la solución “aportando ideas y trabajando codo con codo con instituciones, empresas, habitantes…etc”. Desde ‘A{2h}de’, la labor que asumen con respecto a este proyecto de huertos sostenibles es “colaborar” a su promoción y difusión.