Sociedad

Los presidentes de seis colegios de Enfermería de Castilla y León declararán como investigados el 10 de mayo

23 marzo, 2021 10:31

El Juzgado de primera instancia e Instrucción número 2 de Ávila ha admitido a trámite una querella por presuntos delitos de “usurpación de funciones públicas y prevaricación de funcionario público” contra los presidentes de los Colegios de Enfermería de Ávila, Enrique Ruiz Forner; Burgos, Esther Reyes Diez; Soria, Isabel Galán Andrés; Palencia, Carmen Bárcena Calvo; Zamora, Andrés Pérez Santamaría y Salamanca, María José Romo, a los que llama a declarar como investigados.

Por tal motivo, los ahora investigados deberán declarar ante el Juzgado número 2 de Ávila, el próximo 10 de mayo.

El presidente en funciones del Consejo de Colegios profesionales de Enfermería de Castilla y León, Alfredo Escaja, interpuso una denuncia contra el presidente del Colegio de Ávila y los presidentes de Burgos, Soria, Palencia, Zamora y Salamanca que secundaron al ahora investigado en estas y otras actuaciones presuntamente irregulares. En la denuncia presentada se explica a la Justicia que Enrique Ruiz Forner, que se presentó a las elecciones del Consejo convocadas en febrero y previstas para mayo, “ocultó que había presentado su baja por jubilación en el Colegio de Enfermería de Ávila el 24 de septiembre de 2018” y “de nuevo su alta por reingreso el 22 de mayo de 2020”. Esta situación le inhabilitaba para ser presidente del Colegio de Enfermería de Ávila y por tanto formar parte del Consejo de Colegios profesionales de Enfermería de Castilla y León y ser elegido, en su caso, presidente del Consejo, según la Ley de Colegios Profesionales y los Estatutos del Colegio Profesional.

En la denuncia se explica que ni Enrique Ruiz Forner ni el Colegio de Ávila habrían comunicado este proceso al Consejo de Enfermería de Castilla y León, “a pesar de estar obligados de conformidad a lo dispuesto en el artículo 39 e) del Estatuto” del citado Consejo. La denuncia señala que Ruiz Forner “causó baja por jubilación y posteriormente cursó su baja voluntaria” pero “en ninguna de ellas cesó como presidente del Colegio Profesional, y continúa ejerciendo su cargo sin interrupción (…) a pesar de que la Ley lo impide.

Antecedentes

Todas estas actuaciones se deben a una "intromisión" del Consejo General de Enfermería (CGE) y su actual presidente, Florentino Pérez Raya, en el Consejo de enfermería de Castilla y León ante la solicitud reiterada del Presidente en funciones del Consejo de Castilla y León, Alfredo Escaja, exigiendo transparencia y rendición de cuentas al CGE.

"El CGE está utilizando desde hace dos años a Enrique Ruiz Forner, presidente del Colegio de Ávila, para desestabilizar al funcionamiento y actuaciones del Consejo de CyL y por el que recibe pagos para su Colegio a través de la póliza de Responsabilidad Civil contratada por el Consejo y además es premiado con viajes de placer para él y su familia como el viaje a Singapur en el Congreso Mundial del 2019", denuncia el Consejo del Colegios de Enfermería de Castilla y León.

"Hasta ahora, el presidente del CGE, Florentino Pérez Raya, no ha podido responder a las peticiones de transparencia, por las repetidas irregularidades que se están cometiendo, como tener contratados a 5 familiares del propio Florentino Pérez Raya, 2 hijos y 3 yernos en el Consejo General, el entramado de sociedades paralelas y los 5 sueldos que percibe por cargos directivos simultáneos que podrían ascender a 444.643 euros al año".