Sociedad

Indignación entre los padres del colegio San José de Zamora por su cierre y fusión con la Fundación Trilema

23 marzo, 2021 12:19

Los padres de los alumnos del colegio San José de Zamora capital están indignados. La reciente comunicación de que la Fundación Trilema será, a partir del próximo curso, la gestora del centro ha dejado "en shock" a los progenitores de los alumnos del centro de 'Las Siervas de San José'. Una fusión educativa que provocará el cierre del centro ubicado en la avenida Requejo y el correspondiente traslado de profesorado y alumnos a las instalaciones que la Fundación Trilema tiene en la calle Argentina, también de Zamora capital. 

El colegio ubicado en la calle Argentina estrenaba recientemente nuevo sistema de calefacción, gracias a la inversión de la Diputación de Zamora, y tiene previsto acoger unos 600 alumnos, a partir del próximo septiembre, de los cuales contarían con los 150 que ahora acuden al colegio San José. Pero según han manifestado varios padres a Noticiascyl Zamora, estos no tienen tan claro que vayan a continuar con Fundación Trilema, y ya se encuentran inmersos en la búsqueda de otro centro educativo de cara al próximo curso. Estos padres aseguran que, la propuesta de Trilema "no cuadra" con el modelo educativo que quieren para sus hijos. Muchos elegieron en su día al colegio San José por ser un centro con "unos valores éticos y religiosos determinados, además de ser un centro pequeño, con ambiente familiar y de confianza". Algo que no casa con "el experimento" que consideran que la Fundación desea hacer con sus hijos, al trasladarlos a las instalaciones de la calle Argentina, con más de medio millar de alumnos. 

Obligados por la Consejería de Educación a comunicarlo 



Los padres indignados con este asunto critican también la forma en la que se ha comunicado esta fusión y cambio de centro. Según el relato de estos, la Fundación Trilema convocó ayer una reunión telemática de urgencia, a través de la plataforma teams, a las 18 horas para informar de todos estos nuevos cambios y de lo que iba a ocurrir con el que, hasta el momento, era su colegio. "Nos lo pusieron todo muy bonito, pero investigando sobre el Trilema, no nos cuadran las cosas", enfatiza una madre.

De hecho, la primera de las desconfianzas se ha generado en el momento en el que, según aseguran estos padres, Trilema comunicó esta fusión a los progenitores por "obligación" de la Consejería de Educación, antes de que termine el plazo de matriculaciones, para dar una oportunidad a los padres a elegir (o intentarlo) otro centro para sus hijos. Algo que se les antoja complicado a estos padres, que aseguran que, ahora mismo, "buscar una reubicación para todos estos niños en los centros de Zamora va a ser casi imposible". Una solución que, además, apena a estos padres que verán como sus hijos tendrán "inevitablemente" que separarse de sus compañeros de aula, cuya relación "es muy estrecha" entre niños y padres, precisamente por lo reducido que era el número de alumnos en el colegio San José.

El Obispado de Zamora "lamenta profundamente" su cierre



El Obispado de Zamora ha lamentado el cierre del centro católico zamorano y ha enviado el siguiente comunicado expresando su decepción con la decisión:

La Escuela Católica es un medio específico al servicio del proyecto humanizador de la Buena Noticia de Jesús Nazaret. Su objetivo último es la educación integral de la persona desde la óptica del Evangelio que, irrenunciablemente, conlleva un compromiso por la transformación de la sociedad y del mundo desde el humanismo cristiano.



En Zamora varias han sido las congregaciones que han asumido este reto educativo desde hace décadas, servicio que ha permitido que muchas generaciones de alumnos hayan adquirido capacidades técnicas y profesionales, habilidades sociales y respuestas a las preguntas más hondas que todo ser humano antes o después se plantea en la vida. Agradecemos a todos y cada uno de los miembros de las diferentes comunidades educativas su entrega generosa y los animamos a que sigan trabajando al servicio de todos los hombres y de todo el hombre.



Dicho lo anterior, lamentamos profundamente la desaparición del colegio católico San José, tan arraigado en nuestra diócesis por voluntad expresa de su propia fundadora. La diócesis ha conocido la decisión por los medios de comunicación y no ha tenido margen de acción para estudiar otras posibilidades que hubieran permitido el mantenimiento del centro.



Deseamos que el ideario del colegio San José perviva en todos y cada uno de los miembros de su comunidad educativa e instamos a que los colegios católicos de la diócesis refuercen su compromiso eclesial y social, busquen fórmulas de sostenibilidad y colaboren en la noble tarea de la construcción de una sociedad más humana.