Sociedad

La CHD asegura que las quemas en el Canal de Castilla buscan la eliminación de carrizo en los puntos donde "coloniza año tras año el cauce"

15 marzo, 2021 17:06

La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) aseguró hoy que las quemas denunciadas por la Asociación de Naturalistas Palentinos son una práctica que se realiza desde la construcción del Canal de Castilla y que, en la actualidad, se llevan a cabo ante la extensión de vegetación, especialmente carrizo, en aquellos puntos donde va colonizando año tras año el cauce.

El objetivo de estas quemas, tal y como apuntan desde la CHD en un comunicado remitido a Ical, es lograr el equilibrio entre la existencia de vegetación en el cauce y la eliminación de la misma cuando cierra las márgenes hasta "prácticamente juntarse", lo que impide la "normal circulación del agua" y provoca la reducción de su velocidad e incluso su sedimentación.

En cualquier caso, y ante la denuncia emitida esta mañana por la Asociación de Naturalistas Palentinos, la CHD asegura que solicita anualmente la autorización para estas quemas a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta, que a su vez envía un condicionado en cuanto a las longitudes a quemar, la época del año para las quemas y la forma en que ha de realizarse. Además, estas quemas son "muy reducidas y mucho menores que las que requieren las comunidades de regantes".

Mientras, la CHD continúa con un trabajo continuo de desbroce en los caminos de sirga por medio de tres cuadrillas de la CHD asignadas en cada ramal. Además, en 2017 se inició un proceso de puesta en valor de la vegetación arbórea del canal mediante la tala de árboles enfermos e invasivos, sustituyéndolos por otros de mayor valor ecológico.

Así, en 2017 se plantaron 1.500 árboles con medios propios, mientras que en 2019 la plantación ascendió a 4.000 árboles y arbustos. Finalmente, en enero de 2021, comenzó un contrato exclusivo de plantación en los tres ramales del Canal de Castilla, próximo a concluir, que supone la plantación de 16.020 árboles especialmente seleccionados y cultivados ex profeso en el vivero de la CHD, según las especies y condicionantes que establece el Plan Regional del Canal de Castilla.

Por último, también se licitará un contrato de servicios de mantenimiento del Canal para "responder a todas las necesidades que puedan ir surgiendo relativas a su mantenimiento y conservación".