Sociedad

Jesús Fernández, un torero catalán afincado en Valladolid

8 marzo, 2021 08:46

Con Jesús acordamos la entrevista para Grana y Oro en el Parque del Socayo, de Arroyo de la Encomienda, lugar de residencia de este diestro catalán, de ascendencia onubense, quién encontró acomodo en estas tierras. Aquí es feliz junto a su esposa y su pequeña hija.

De la barcelonesa Sant Boi, nuestro protagonista, de 37 años, buscó acomodo entre Palencia y Valladolid hace 16 años para hacerse torero y, tras ida y vuelta a su tierra, aquí se quedó. Se doctoró en Las Navas del Marqués en 2015 y ahora simultanea las tareas de banderillero con las de profesor en la Escuela Taurina de Palencia.

GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS

La añoranza, y también alegría, afloran en Jesús cuando nos habló de sus inicios en Barcelona y en Valladolid sin caballos.

En 2003 me inicio como alumno de la Escuela Taurina de Cataluña. Aunque debuté sin picadores en el año 2000 en la tierra de mi padre, El Repilado (Huelva), pero no fue hasta 2004 cuando empiezo a torear más seguido sumando esa temporada 16 novilladas. Ese año fue mi debut en la Monumental de Barcelona.



2004 se traslada a Palencia



Jesús es sumamente agradecido y recuerda su llegada a Palencia con gratos recuerdos:

En noviembre de 2004 me traslado a vivir a Palencia a casa de la madre de Juan Cantora, a quien tengo que agradecerle que me tuviera en su casa viviendo, y también a Alfredo Gascón, que posteriormente me tuvo viviendo en su pensión a cuerpo de rey, sin pedirme nada a cambio. Toree un buen número de novilladas, muchas de ellas por Castilla y León, gracias a la ayuda de mi gran amigo Juan Cantora, quien medió con el maestro El Regio para que me pusiera en algunas novilladas. A raíz de esas novilladas, se interesaron por mí, tanto el maestro como José María González, y deciden apoderarme la temporada de 2005.



A finales de 2005 regresa a Barcelona para estar cerca de su familia. Entre las temporadas 2006 y 2007 toreó una treintena de novilladas, muchas por pueblos de Guadalajara. En el año 2006 debuta en la Maestranza sevillana y obtiene una vuelta al ruedo. También debuta en la francesa Beziers donde corta una oreja. Luego llega un bache, pero logra recuperarse.

Agradecido de Matilla



En 2008, -prosigue Jesús- Toño Matilla me da el debut en la Monumental de Barcelona, mi plaza. Corto una oreja y me da el ambiente suficiente para torear ocho novilladas ese año. Las dos temporadas siguientes sólo contabilizo dos paseíllos en Barcelona donde la espada, como muchos otros años me impide el triunfo. Llega la temporada 2011, que sería la más importante en mi carrera. Comienzo temporada en Barcelona cortando dos orejas a novillos de Valdefresno. Este triunfo me abre muchas puertas esa temporada.

Aquí hago un inciso para agradecer que, desde 2008 que me dio el debut, hasta 2016 que decidí hacerme banderillero, Toño Matilla siempre ha tenido un trato exquisito conmigo.



Siete tardes en Las Ventas y cornadas



La temporada de 2011 hace la presentación en Madrid con una buena actuación, lo que le permite volver en verano para cortar una oreja. Esa temporada finaliza con 17 novilladas, actuando dos tardes en Barcelona, Madrid y en diferentes ferias de novilladas como Calasparra, Arganda y Peralta entre otras.

En 2012 vuelve a las nocturnas de Las Ventas para matar una de Murteira Grave, pero sólo puede matar al novillo que le infiere dos cornadas y logra la proeza de mantenerse en el ruedo.

Fue quizá la tarde más importante en mi carrera. -nos comenta orgulloso Jesús- Eso me sirvió para volver en septiembre con un desafío ganadero. Finalicé la temporada con dos festejos únicamente en Las Ventas.



Vive en Valladolid desde 2013



En 2013 se instala en Valladolid, (el amor tuvo la culpa) y torea ocho festejos, varios de ellos en tierras francesas: Ceret, Parentis Orthez y Millas, donde triunfa en ambas localidades. En Millas -nos dice Jesús- desorejé a un utrero de Valdefresno en una de las faenas que con  más cariño recuerdo de mi carrera.



Tres novilladas más en Madrid, (una de ellas con lesión grave en la rodilla) Calasparra y la última en Carcassonne completan ese año de 2014, hasta desembocar en la alternativa.

Julio de 2015: alternativa en Las Navas del Marqués



Pasa casi un año completo, -recuerda Jesús- hasta que, gracias a Nacho Matilla y Angel Castro, pude tomar la alternativa en las Navas del Marqués. Una tarde para mi soñada, y que como tal acabó como un sueño cortando cuatro orejas, que al final fue lo de menos. Para mí interior, la importancia fue que, después de llevar casi un año sin vestirme de torero, maté una corrida de toros sin ningún apuro y pude disfrutar de la tarde como me había propuesto.



2016 se casa y se hace banderillero



Jesús se sincera y nos comentó que, ante las escasas posibilidades de confirmar y lo complicado que resultaba torear, decidió hacerse banderillero el mismo año que se casa. Se coloca con el salmantino David Salvador, a quien apoderaba su amigo Leandro y con ellos permanece hasta que el novillero de retira en 2018.

Desde la temporada 2016 hasta el día de hoy, -comenta Jesús- he actuado en un centenar de festejos, teniendo la posibilidad de actuar con novilleros sin picadores hasta matadores de toros, a los cuales estoy muy agradecido por su confianza, en especial a dos matadores que me han dado la oportunidad, como han sido el maestro Manolo Sánchez en su reaparición en Valladolid, y al maestro López Simon que este año contó conmigo en la gira de la reconstrucción por la lesión de mi hermano Vicente Osuna.



Profesor en la novedosa Escuela Taurina de Palencia



Desde hace un año compagina sus tareas de banderillero como profesor en la Escuela Taurina de Palencia. Jesús se esfuerza en agradecer de nuevo a sus amigos el buen trato que siempre tuvo de ellos: Es una gran iniciativa que empezaron mis amigos Juan Cantora y el que fuera mi apoderado José María González. Ellos decidieron que formara parte de este proyecto que nos ilusiona muchísimo. A mí, personalmente, me sirve de motivación e ilusión. Puedo decir que los chicos me han devuelto la ilusión que en algún momento perdí por el camino.



Finalmente, Jesús se mostraba enormemente satisfecho por lo que le ha dado el toro y su situación actual:

El toro me lo ha dado todo, incluso a mi mujer a la que conocí en una plaza de toros. Puedo decir que, a día de hoy, estoy feliz en mi faceta de profesor y de banderillero, lo que compagino a la perfección con mi matrimonio y una hija maravillosa de 3 años que es la alegría de mi vida.

Compartimos tú alegría, torero. Suerte.