Sociedad El pasado año se abrió un gimnasio, disponible 14 horas al día, y no descarta que se establezcan oficinas, servicios de odontología, gestorías y asesorías.La situación de las empresas ubicadas en el Centro Comercial es "dura y difícil”, según el gerente, y agregó que existe un “agravio comparativo” con otros establecimiento a pie de calle que sí pueden abrir, a pesar de que los negocios de interior garantizan “de forma absoluta” las medidas impuestas por la Junta de Castilla y León.En este sentido, exigió al Gobierno autonómico la apertura inmediata de los negocios, y recordó que los empresarios realizaron un importante desembolso para reforzar el sistema de limpieza, desinfecciones, señalización de aforos y sistemas de renovación de aire.En los próximos meses está previsto el cierre del negocio del grupo Inditex Kiddys Class y el restaurante Tele Pizza.

Un centro comercial soriano baraja el cambio de modelo de negocio tras el fuerte impacto del coronavirus

21 febrero, 2021 11:18

El Centro Comercial Camaretas, ubicado en Golmayo (Soria) baraja un cambio en el modelo de negocio debido a la crisis en el sector provocada por el COVID-19, para lo que ofertará los espacios disponibles para actividades relacionadas con los servicios, según explicó a Ical su gerente, Félix Sanz. El pasado año se abrió un gimnasio, disponible 14 horas al día, y no descarta que se establezcan oficinas, servicios de odontología, gestorías y asesorías.

La situación de las empresas ubicadas en el Centro Comercial es "dura y difícil”, según el gerente, y agregó que existe un “agravio comparativo” con otros establecimiento a pie de calle que sí pueden abrir, a pesar de que los negocios de interior garantizan “de forma absoluta” las medidas impuestas por la Junta de Castilla y León.

En este sentido, exigió al Gobierno autonómico la apertura inmediata de los negocios, y recordó que los empresarios realizaron un importante desembolso para reforzar el sistema de limpieza, desinfecciones, señalización de aforos y sistemas de renovación de aire.

En los próximos meses está previsto el cierre del negocio del grupo Inditex Kiddys Class y el restaurante Tele Pizza. Además durante los últimos años, y sin la crisis sanitaria de por medio, ya desaparecieron otros negocios y algunos se trasladaron al centro de la ciudad.

“Esta siendo muy duro para todos los establecimientos del centro comercial y exigimos la apertura inmediata, respetando todas las medidas sanitarias. No hay ningún estudio que acredite que los centros comerciales no son seguros y ya se ha determinado que la mayoría de contagios se da en el ámbito sociofamiliares”, indicó.

Asimismo, Félix Sanz afirmó que el Centro Comercial negocia de forma constante la llegada de nuevas firmas Soria, pero descartó que el grupo Inditex vaya a ubicarse Zara en la provincia por su número de habitantes. “Eso está descartado desde el día de la inauguración”, recalcó.

Por su parte, el presidente de la Federación de Organizaciones Empresariales Sorianas (FOES), Santiago Aparicio, lamentó el cierre de firmas en el Centro Comercial, y añadió que la marcha de empresas lleva consigo la pérdida de puestos de trabajo y la de servicio que presta a la ciudadanía. “Cuanto más se restringa y se cierre y más  incertidumbre se cree por parte de las administraciones, la coyuntura económica no mejorará.  El seguir tomando decisiones arbitrarias provoca el cierre de negocios no sólo de centros comerciales sino también del centro de la ciudad, del ámbito de las las agencias de viajes, gimnasios, textil, peluquerías, entre otros”, destacó.

Aparicio precisó que cuanto más tiempo se mantenga cerrados los establecimientos más empleos se perderán a "marchas forzadas", y agregó que estructura empresarial  en Soria está "muy debilitada". "Al final no se podrá atender la demanda de los servicios cuando se vuelva a la normalidad".

En este sentido, auguró que en Soria se podrían perder hasta un tercio de los negocios actuales, y que la crisis sanitaria ha provocado “la ruina” de muchas familias sorianas que apostaron por abrir su pequeño comercio. “Las cadenas también acusan la crisis, ya que facturan hasta un 50 por ciento menos que durante la prepandemia. Esto, sin duda, les ha llevado a un callejón sin salida porque el sector comercio lleva así casi un año”, concluyó.