Sociedad

Investigan al capellán del Hospital Clínico de Valladolid por vender la herencia de una anciana horas antes de morir

18 febrero, 2021 12:18

La Justicia investiga un presunto delito de estafa al capellán del Hospital Clínico de Valladolid después de que una anciana cediese parte de su herencia a una parroquia, a la que pertenece también el cura, y vender dos inmuebles 72 horas antes de fallecer. Los sobrinos de la anciana recurrieron a la vía judicial, el caso fue sobreseído en primera instancia y llegaron hasta la sección segunda de la Audiencia Provincial de Valladolid, que ha reabierto la causa.

Además, el recurso relata que el presbítero de San Ignacio de Loyola y capellán del Hospital Clínico Universitario, aprovechándose "del estado de debilidad y extenuación" en el que se encontraba en "los últimos días de vida” de la anciana, a partir de su ingreso en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid (HCUV), aquejada de metástasis y con fuertes dolores", consiguió que el día 13 de enero de 2020 (cinco días antes de su muerte) otorgara testamento en el que, entre otras disposiciones, instituía heredera de parte de su herencia a la Parroquia de San Ignacio de Loyola de Valladolid, consiguiendo a su favor un poder, y que el día 15 de enero de 2020, valiéndose de dicho poder, el referido denunciado vendió dos inmuebles que en su testamento la anciana legaba a su sobrinos.

La Sala estima que, por el momento, resulta prematuro afirmar que los hechos denunciados no son constitutivos de infracción penal, debiendo, por el contrario, practicarse diligencias encaminadas a indagar la realidad y pormenores de tales hechos puesto que, si bien es cierto que, como se dice por el instructor, el poder fue otorgado notarialmente y "puede ser impugnable por la vía adecuada como todo acto o negocio jurídico".

Como explica, no lo es menos, por una parte, que como apunta el Ministerio Fiscal al adherirse al recurso, "el otorgamiento notarial no excluye la posibilidad de la infracción que se denuncia, y, por otra, no pude olvidarse que, además de denunciarse también la realización de una venta de bienes que les eran legados en el testamento a los denunciantes, se ha aportado un documento bancario en el que se reflejan operaciones que, habida cuenta el estado de salud en el que debía encontrarse la mujer en las fechas en las se hicieron, no podrían haber sido realizadas por ella.

Así, un día antes de su fallecimiento se llevó a cabo una disposición de 3.000 euros por caja, y el mismo día de su fallecimiento se realizó una transferencia de 8.032 euros a favor de la parroquia de la que era presbítero del denunciado y una disposición en efectivo de 3.000 euros, expone el auto.