Sociedad La hermandad decana de Valladolid, la Cofradía Penitencial de la Santa Vera Cruz, celebrará este próximo domingo un acto de desagravio a la Santa Cruz al que convoca a todos los vallisoletanos.

La Vera Cruz de Valladolid convoca este domingo un acto de desagravio ante el "sacrílego" acto en Aguilar de la Frontera

30 enero, 2021 17:28

La hermandad decana de Valladolid, la Cofradía Penitencial de la Santa Vera Cruz, celebrará este próximo domingo un acto de desagravio a la Santa Cruz al que convoca a todos los vallisoletanos.

El acto surge en la cofradía tras el reciente derribo de la Cruz anexa al Convento de las Carmelitas Descalzas de la localidad cordobesa de Aguilar de la Frontera, que ha causado conmoción en los cristianos españoles.

Para ello, durante toda la mañana de este domingo, 31 de enero, colocará a las puertas de su iglesia, situada en la cabecera de la calle de la Platería, un sobrio altar presidido con una Cruz, que permanecerá dispuesto de 10.00 a 14.30 horas en el exterior para que quienes quieran puedan colocar una vela encendida a los pies del símbolo por excelencia del Cristianismo.

Además, tras la Misa de Cofradía, que se celebrará como cada domingo a las 12.30 horas, el sacerdote y el Cabildo de Gobierno saldrán a la puerta del templo para rezar una oración especial de desagravio a la Cruz y colocarán sus propias velas, según informa la cofradía a través de un comunicado recogido por Europa Press.

En el acto se mantendrán todas las medidas de seguridad frente a la pandemia y se solicita a los cofrades y fieles que se acerquen que guarden la distancia social y utilicen mascarilla.

El acto será asimismo retransmitido a través de las redes sociales de la cofradía con los hashtags #laCruzprevalece y #soydelaVeraCruz y se grabará un vídeo que la Santa Vera Cruz hará llegar a las hermanas carmelitas de Aguilar de la Frontera.

La cofradía, la más antigua de la ciudad, lleva 'seis siglos tras la Cruz de Cristo' como custodia de un fragmento de la Vera Cruz procedente del mayor trozo del madero santo que existe, guardado en el monasterio cántabro de Liébana.