Sociedad

La Policía Municipal de Valladolid intensificará hasta el 13 de diciembre los controles de alcohol y drogas al volante

7 diciembre, 2020 10:09

La Policía Municipal de Valladolid llevará a cabo entre hoy y el 13 de diciembre una campaña especial de vigilancia sobre la tasa de alcohol y presencia de drogas en conductores.

Se trata, como ha precisado la Policía Municipal en un comunicado recogido por Europa Press, de una campaña de la Dirección General de Tráfico a la que se une el cuerpo vallisoletano.

La Policía Municipal realizará controles por toda la ciudad, entre hoy y el 13 de diciembre en horario de 10.00 a 21.00 horas, de una forma discrecional, mientras dure esta campaña.

Esta acción está destinada a "concienciar a los conductores sobre los efectos negativos que la ingestión de alcohol o drogas provoca a la hora de conducir un vehículo".

Para la Policía "tiene especial importancia e incidencia en las zonas urbanas donde estos consumos son más frecuentes por la existencia de multitud de locales de ocio, que actúan como reclamo para los conductores, sobre todo los más jóvenes".

Asimismo, se incide en que el peatón es el "usuario más débil de la vía" y por ello necesita estar también en pleno uso de sus facultades físicas y mentales para no correr o hacer correr a otros riesgos innecesarios.

Se ha recordado a todos los conductores sobre los efectos negativos que tiene la ingestión del alcohol o drogas, "aunque sea en pequeñas cantidades, provocando una disminución de sus habilidades para conducir, como por ejemplo aumentar el tiempo de reacción; graves problemas de percepción de las distancias, atención, control y coordinación; se subestima la velocidad y problemas de visión".

Evitar esta conducta "incide directamente en la siniestralidad vial, como factor concurrente o desencadenante en un tercio de los accidentes mortales, multiplicando por nueve el riesgo de sufrir un accidente de circulación".

También han recordado que las tasas máximas permitidas para los conductores en general son de 0,5 gramos de alcohol por litro en sangre y 0,25 miligramos por litro de aire espirado. Para noveles y profesionales, se rebajan a, respectivamente, 0,30 y 0,15.

Para tasas de más de 0,50 mg/l de aire espirado para conductores en general o más de 0,30 mg/l para conductores profesionales y titulares de permisos de conducción con menos de dos años de antigüedad, si se detecta la infracción se restarán 6 puntos del carnet de conducir. Para tasas superiores a 0,25 hasta 0,50 (profesionales y noveles de 0,15 hasta 0,30 mg/l) se restarán 4 puntos.

También se penaliza con la pérdida de 6 puntos el incumplimiento de la obligación de someterse a las pruebas de alcoholemia.

La presencia de drogas en el organismo llevará aparejada igualmente una detracción de 6 puntos.