Sociedad

El Colegio de Médicos de Valladolid lamenta que el decreto del personal sanitario se dictó sin haber "agotado todas las vías de comunicación"

2 diciembre, 2020 12:53

El presidente del Colegio Oficial de Médicos de Valladolid, José Luis Almudí, lamentó que el decreto de la Junta sobre la reordenación del personal sanitario para hacer frente a la pandemia del COVID-19 se dictó sin haber "agotado todas las vías de comunicación". De ahí que reconociera que haya generado "cierto malestar" entre los profesionales al cogerles por "sorpresa".

Tras las presentación del libro del 125 aniversario del Colegio de Médicos de Valladolid, Almudí recordó que los profesionales sanitarios desarrollan su actividad de forma "abnegada" durante diez meses para hacer frente a la pandemia. "Hemos renunciado a muchas condiciones laborales, de conciliación y permisos en favor de la salud y del bienestar de los ciudadanos", precisó.

En todo caso, el presidente del Colegio de Médicos reconoció, según declaraciones recogidas por la Agencia Ical, que la Presidencia de la Junta y la Consejería de Sanidad tienen que regular una situación "excepcional" como la actual pandemia, lo que implica la adopción de medidas "excepcionales".  

"Reconducir" la situación



Eso sí, puso de manifiesto que todas las propuestas y acciones que se pongan en marcha sean consensuadas, tanto con los sindicatos como los representantes de la profesión que son los colegios oficiales.  "Estoy seguro que el presidente de la Comunidad y la consejera son sensibles al malestar de los profesionales, por lo que se va a reconducir esa situación", aseveró.

Además, aprovechó para asegurar que la "peor" decisión es no  hacer nada. No en vano, recordó que el sistema sanitario necesita de una reforma estructural para acometer un cambio de modelo de asistencia sanitaria, que es "obsoleto". "Si algo nos molesta a los profesionales es que se haya politizado en exceso en este tema y se utilice como arma arrojadiza entre unos y otros, sin que exista un consenso del que participen todos los partidos políticos, los sindicatos y los profesionales para mantener un nivel de calidad suficiente para resolver los problemas de salud de los ciudadanos", añadió.

Es por ello que José Luis Almudí abogara por sentarse a negociar, dialogar y ceder en las pretensiones de cada uno, con el objetivo último de cuidar la salud de las personas, preservando y garantizando los derechos laborales.