Sociedad

Flashes de otoño. Los toros en el mundo: Europa (4ª parte)

16 noviembre, 2020 17:46

Flashes de otoño. Los toros en el mundo: Europa (3ª parte)



Portugal, Islas Azores, Macao, Angola y Mozambique



En esta tercera parte europea, nos adentramos en el fascinante mundo del toro en Portugal, su territorio isleño y lo que fueron sus colonias. Portal Taurino enumera cuarenta y cinco plazas de toros, incluidas las Islas Azores. Aquí, cada temporada por San Juan se celebran las “sanjuaninas” en Angra do Heroismo, capital de Isla Terceira. Por estas plazas (hay dos) han pasado todas las figuras del toreo, del rejoneo y sin olvidar a los forcados, todo un atractivo en el país vecino.

Plaza de toros de Isla Graciosa, cuyo coso está excavado en el cráter de un volcán apagado en el Monte d’Ajuda, en Santa Cruz de Graciosa



La historia taurina en Portugal arranca con una corrida histórica: el 6 de julio de 1603 con motivo de los esponsales del rey Teodosio II de Braganza, con doña Ana de Velasco, hija del Condestable de Castilla, se celebra una corrida de toros en la ciudad portuguesa de Villaviciosa.

La corrida a la portuguesa 



En Portugal la corrida, tanto de toreros a pie como de rejoneo es sin muerte del toro, la que se efectúa en los corrales a la mañana siguiente. Esta ley se cumple en Portugal desde 1928 en que se prohibió el espectáculo taurino con muerte, concretamente el 1 de abril de ese año mediante Decreto.

El llevar a cabo la muerte en el ruedo está penado hasta el 27 de junio de 2000 en que el parlamento portugués descriminalizó esta práctica, aunque los toros siguen siendo sin muerte en el ruedo en todas las plazas portuguesas del continente e islas, salvo en curiosas excepciones históricas como la fiesta del fronterizo pueblo de Barrancos en el Alentejo.

                                Los forcados portugueses actuaban en todos los cosos de influencia lusa

Los toros en Islas Azores 



Flashes de otoño. Los toros en el mundo: Europa (2ª parte)

Sobre los toros en las Azores cita el Cossío: “En agosto de 1432 se celebró una corrida de cuerda (una toirada á corda nos Açores). Y ya, en septiembre de 1893, fue muerto a estoque el primer toro en la isla Terceira por el espada Gabriel López “Mateíto”. Le ayudaron durante la lidia el banderillero Salamanquino (es de admitir que sería Isidoro Pamo (Salamanquino), natural de Béjar, que actuaba por aquellas fechas unas veces como matador y otras de banderillero) y los portugueses Calabaca, Luiz Canario, José de Sousa y Francisco Cruz. 

      La rejoneadora portuguesa Ana Rita, una de las revelaciones del rejoneo en 2019 en España 



Lisboa y su “Campo Pequeno”



“Campo Pequeno” es la plaza de toros de la capital lisboeta. Desde 1892 se celebran festejos taurinos, fundamentalmente de rejones y de forcados.

El edificio neoárabe, construido en su totalidad con ladrillos rojos, fue completamente renovado y cubierto en 2006 para incluir un museo dedicado a la historia de las corridas de toros y, bajo tierra, un centro comercial con cine y restaurantes.

El coso representa un símbolo arquitectónico de valor incuestionable, incluso para los no aficionados por esta actividad. La plaza de toros, además de corridas, también acoge varios espectáculos artísticos y conciertos para todo tipo de públicos. Tiene capacidad para 10.000 personas. Durante la temporada de 2018 se celebraron en el coso lisboeta 13 festejos desde abril a octubre, de los cuales 9 fueron de rejones, dos mixtos y dos de forcados.

La preciosa plaza de toros “Campo Pequeno” de Lisboa  



Portugal y la provincia ultramarina de Macao



Flashes de otoño. Los toros en el mundo: Europa (1ª parte)

Dice el Cossío: ”El 1 de agosto de 1966, se inauguró un serial de diez corridas de toros en una plaza construida expresamente en bambú, según la técnica china, con capacidad para 5.000 espectadores. Las corridas se dieron entre el 1 y el 20 de agosto.

“En la función inaugural tomaron parte Manolo dos Santos, Ricardo Chibanga, (un diestro de color de Mozambique, que tomó la alternativa en España), el rejoneador David Ribeiro Teles y un grupo de forcados de Portugal. Los toros procedían de ganaderías portugesas, fueron en barco hasta Macao y por encontrarse en territorio portugués no fueron estoqueados.”

Unos años más tarde, en 1974, volvió a repetirse un serial de once corridas de toros en un festejo mixto de toreros de a pie y a caballo.

                                                                Los toros volvieron a Macao en 1997 



Luanda (Angola)

Aunque en otros capítulos posteriores reflejamos ampliamente los toros en África, en este incluimos a dos países africanos que en su momento dependieron de Portugal hasta su independencia: Angola y Mozambique.

La plaza de toros de Luanda se inauguró en 1964 con diez mil asistentes, formaron parte de la corrida mixta los diestros lusos Manuel y Antonio Dos Santos y el rejoneador José Maldonado Cortés. Cita el Cossío que también se celebraron festejos mixtos en 1970 con actuaciones de Bernadó y Antoñete con rejoneadores portugueses.

Antes, en 1951, hubo otra plaza donde actuaron los espadas españoles Julián Marín y Antonio Caro.

El coso solo estuvo activo siete años. Cerró en 1970 por problemas financieros. En 1975, tras la independencia, el partido MPLA prohibió algunas manifestaciones como los toros.

El coso de Luanda permanece en pie y es utilizado para carnavales por las distintas asociaciones, así como sede del Ballet Nacional de Angola.

                                               Estado actual de la plaza de toros de Luanda (Angola)





Refiere también el Cossío que hubo otra plaza de toros en Sá da Bandeira, celebrando festejos en 1952 y 1962. En esta última plaza, aun estando prohibida la muerte de las reses, el espada Augusto Gómez estoqueó un toro con especial permiso de la autoridad.



Maputo (ex Lourenco Marques) Mozambique

Esta plaza monumental fue construida en la época del dominio portugués en 1956 en la ciudad de Maputo, (antes Lourenco Marques). Con capacidad para 6.300 espectadores. Antes hubo otras dos plazas que fueron derruidas por su escasa seguridad. Por Lourenzo Marques, (hasta 1976) desfilaron toreros españoles como Pepe Bienvenida, Julián e Isidro Marín, Manuel Navarro y Antonio Caro.

                                                  Foto de la Monumental de Maputo en la actualidad

Hoy la monumental plaza de toros está lejos de aquellas épocas doradas donde la tauromaquia portuguesa brillaba. Con el paso de los años ésta cambió de rumbo y pasó a ser muchas cosas.

Acogió espectáculos culturales, luego fue refugio de personas sin techo, un mercado, una iglesia evangélica, talleres de reparación automotriz y dos puestos de venta de repuestos de automóviles de segunda mano. También es usada como campo de Baseball y otros deportes.

Ricardo Chibanga, torero mozambiqueño 

Uno de los mayores exponentes de la tauromaquia de este país fue Ricardo Chibanga, nacido en 1947 en la capital mozambiqueña y fallecido el pasado mes de octubre en Golegá (Portugal). La figura de Ricardo Chibanga fue una nota exótica en aquella primera mitad de los 70, y aunque logró alternar con las primeras figuras de la época con dignidad, paseando su nombre por toda la geografía taurina, su carrera fue corta tras una dolencia ocular que le dejó sin vista.

Fue el primer torero negro de la historia y en sus inicios se apodaba “El Africano”. Tomó la alternativa el 15 de agosto de 1970 en la Maestranza de manos de Antonio Bienvenida y de testigo Rafael Torres con reses salmantinas de Pérez Angoso.





Bibliografía y fotografías: Enciclopedia “Los Toros” (“El Cossío”), Portaltaurino.com, Vadebraus.com, Kronos Historia, La Economía del toro, “Por siempre torero”, “Azores pro touradas”, Natalia Calvo, Biblioteca Digital Junta CyL (Portal de Tauromaquia), Mialcala blogspot, Aula Taurina de Granada. ABC, Cultura (Andrés Amorós). Gonzalo Santonja (“Los toros del Siglo de Oro. Anales segovianos de la Fiesta”, (Diputación de Segovia). Turismo Melilla. Amigos de la plaza de toros de Béjar.Porsolea.com.