Sociedad

Los motivos que el Ministerio de Sanidad ha dado para rechazar el confinamiento domiciliario en Burgos

13 noviembre, 2020 12:31

Anoche la consejera de Sanidad, Verónica Casado y el ministro de Sanidad, Salvador Illa se reunían de urgencia para poner sobre la mesa la gravedad de la situación epidemiológica de la ciudad de Burgos, con respecto a los contagios de coronavirus. La Junta de Castilla y León pedía al Gobierno de España tener una herramienta legal para establecer un confinamiento domiciliario en la capital burgalesa, pero esta idea era rechazada por el ministro Illa

Hoy, el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco ha desgranado los motivos dados por el Ministerio de Sanidad para rechazar la propuesta de Casado e Igea. El Gobienro central ha considerado que las medidas tomadas por la Consejería de Sanidad de la Junta han sido "acertadas, valientes y necesarias". Y por ello creen que "hay que dar tiempo" para que cumplan efecto en la incidencia de Burgos, antes de dar pasos más restrictivos. 

El Ministerio de Sanidad prefiere esperar, mientras la Junta de Castilla y León mantiene la postura de que "se requiere algo más alla", enfatizaba Mañueco, es decir, un confinamiento domiciliario. La Consejería de Sanidad se apoya en el elevado número de contagios, su pérdida de trazabilidad y la más que "complicada" situación del Hospital Universitario de Burgos.

Por tanto, hasta dentro de siete días, Burgos tendrá restricciones que pasan por la prohibición de reuniones de más de tres personas, salvo que se trate de convivientes; quince en cultos religiosos y la petición expresa de un confinamiento domiciliario voluntario para los burgaleses.