Sociedad

El Hospital Virgen de la Concha se adapta a la difícil segunda oleada: una zona del Servicio de Pediatría se convierte en 'zona Covid'

13 noviembre, 2020 12:50

El Consejo de Salud de Área de Zamora, presidido por la delegada territorial de la Junta, Clara San Damián, ha sido informado telemáticamente sobre las actuaciones más importantes desarrolladas en materia sanitaria durante el primer semestre de 2020 por parte de la Gerencia de Asistencia Sanitaria y del Servicio Territorial de Sanidad. Todas ellas han estado marcas por la pandemia provocada por la COVID-19.

Desde la Gerencia de Asistencia Sanitaria de la provincia se ha procedido a realizar obras de adaptación en distintos centros sanitarios. En este sentido, se ha destinado 638.000 euros para la creación de una nueva zona para pacientes aislados en el Servicio de Urgencias del Hospital Virgen de la Concha a fin de separar los circuitos de entrada de pacientes COVID-19 de los que tengan otras patologías. Dentro de esta inversión, más de medio millón de euros corresponden a las instalaciones y el equipamiento.

Esta nueva zona se ha ubicado utilizando el espacio disponible de la sala de espera de familiares y despachos administrativos y con una superficie ocupada de 140 metros cuadrados. Tiene una capacidad total de diez boxes dotados con los correspondientes cabeceros, de los cuales tres son para pacientes críticos.

Por otro lado, en el Hospital Virgen de la Concha también se han realizado otro tipo de obras. Se ha acondicionado una zona del Servicio de Pediatría para atención de pacientes covid, ha finalizado la adecuación para atención de pacientes críticos (8 boxes) en la zona donde previamente se ubicaba el Hospital de Día, se ha trasladado a la planta baja el Servicio de Salud Laboral para mayor accesibilidad al mismo y menores interferencias con la actividad asistencial del Complejo y se está realizando una ampliación de las instalaciones del Servicio de Microbiología para la colocación de los nuevos dispositivos de diagnóstico.

Respecto a la Atención Primaria y para evitar el contagio por el nuevo coronavirus, se han establecido dos circuitos diferenciados de atención en todos los Centros de Salud: uno para pacientes con sospecha de infección respiratoria y otros síntomas compatibles con la infección COVID-19 y otro para los pacientes que precisan atención por otras causas.

Asimismo, se han adoptado medidas adicionales: disponibilidad de EPIs para todos los profesionales, instalación de mamparas de metacrilato para proteger las unidades administrativas, remodelación y señalización de las salas de espera para mejorar las distancias de seguridad y dotación de todos los Centros de salud con termómetros de medida sin contacto, y otros pequeños utensilios de uso para pacientes infecciosos.

También señalar que desde la Consejería de Sanidad se han invertido un total de 71.500 euros en obras en centros de Atención Primaria de la provincia. En el Centro de Salud de Benavente Sur se ha instalado de una consulta para pacientes respiratorios en su entrada posterior, en Toro se ha ejecutado una sala de espera para pacientes respiratorios, así como un acceso directo a la sala de PCR en las Urgencias del centro, en el de Santa Elena se han habilitado dos consultas en el Salón de Actos de la antigua Gerencia de Atención Primaria para la atención de pacientes respiratorios y PCR, en Villalpando se ha dotado de una nueva consulta de medicina y otra de enfermería en la antigua casa del médico y en el de Puerta Nueva se ha incorporado una consulta más. Por último, las obras del Centro de Salud Para del Molino continúan con los plazos establecidos.

En relación a nuevas incorporaciones de personal, la Gerencia de Asistencia Sanitaria ha contratado a 15 enfermeras y 26 auxiliares de enfermería y se ha liberado de sus tareas asistenciales a dos médicos para coordinación y dirección de los equipos de Vigilancia Epidemiológica de Atención Primaria y se ha procedido a la toma de posesión de la nueva oposición de médicos.

Además, se ha dotado de material para la vigilancia epidemiológica de la pandemia. Un centro de comunicaciones en el Centro de Salud Santa Elena, con 7 puestos, 12 unidades de 2-3 puestos cada una en distintas zonas básicas de salud y un call center de 4 puestos en el Hospital Provincial.

El Servicio Territorial de Sanidad durante el Estado de Alarma fue declarado como servicio esencial y durante este periodo continuó con sus labores ordinarias, pero incorporó un nuevo eje de trabajo. Entre otras, destaca el Estudio Epidemiológico de los casos positivos del COVID-19 y el estudio de los contactos estrechos de cada uno con el fin de evitar en lo posible la difusión de la enfermedad o la elaboración de informes diarios de casos confirmados, brotes existentes y elaboración de mapas de la distribución de la enfermedad. También ha realizado una labor sancionadora e inspectora con 62 expedientes en materias ordinarias y relacionadas con la COVID-19.

La Junta de Castilla y León ha hecho un esfuerzo y se ha incrementado la plantilla durante esta época de alarma con 3 farmacéuticos, 2 médicos y 1 más que se incorporará próximamente.