Sociedad

Valladolid contará con 63 viviendas nuevas de alquiler público tras la rehabilitación del edificio 'Puente Colgante'

12 noviembre, 2020 14:22

La ampliación del Parque Público de Alquiler para atender las necesidades de vivienda de las personas con más dificultades económicas y de los jóvenes en particular, constituye uno de los principales compromisos de la Junta de Castilla y León para esta legislatura y uno de los objetivos esenciales de los acuerdos alcanzados con el Diálogo Social en materia de vivienda para el periodo 2018-2021. De igual forma, el compromiso de esta Comunidad Autónoma con los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) exige que la promoción pública atienda a los requisitos de eficiencia energética y de accesibilidad universal.

En todo este contexto se enmarca la rehabilitación del edificio de viviendas ‘Puente Colgante’ que contará con 63 viviendas de dos o tres dormitorios, con unas superficies útiles que van desde los 66,19 hasta los 100,37m2, y 63 trasteros.

Dicho inmueble servirá así para atender a los jóvenes o familias que, estando inscritos como demandantes de vivienda protegida, tienen dificultad de acceso a ella por falta de recursos económicos, facilitando de esta forma la emancipación de los jóvenes castellanos y leoneses. Además, el edificio contará con calificación energética A y consumo casi nulo, lo que supondrá un importante ahorro para sus arrendatarios en los gastos de calefacción. Contará con zonas ajardinadas y espacios reservados para bicicletas en atención a las nuevas demandas de movilidad sostenible.

El edificio de viviendas ‘Puente Colgante’ está ubicado entre las calles Puente Colgante 52, 54 y 56, Avenida Reyes Católicos 18 y 20 y Juan Sebastián Elcano 1, 3 y 5 del municipio de Valladolid, es propiedad de la Junta de Castilla y León y estuvo destinado desde su construcción en los años 40 del siglo pasado a viviendas en alquiler para familias de la Guardia Civil.

Fue declarado en situación de ruina por el Ayuntamiento de Valladolid debido al deterioro general que sufría y a las patologías existentes, principalmente de habitabilidad general y estructural.

De forma más específica, el proyecto de obra de rehabilitación, cuyo contrato ha sido aprobado esta mañana, contempla las siguientes actuaciones:

  • Refuerzo del sistema estructural, en pilares, vigas y viguetas de acero y del sistema de cimentación de hormigón.
  • Mejora de la envolvente, obteniéndose un edificio de consumo casi nulo, manteniendo los muros exteriores y huecos de fachadas con el fin de obtener una imagen muy similar a la existente en concordancia con los edificios próximos de los que forma conjunto, aplicando un sistema SATE, carpinterías de aluminio lacado de color blanco, encapsulando la cubrición existente de fibrocemento en cubierta por morteros de corcho, evitando el manejo de residuos tóxicos y tratando las soleras o forjados de planta baja con aislamientos y ventilaciones naturales.
  • Nuevas instalaciones para la prestación de servicios comunes con sistema térmico de calderas centralizadas de biomasa, para la calefacción y ACS, y ventilaciones individuales mecánicas.
  • Reorganización de los portales y escaleras dotando de la máxima accesibilidad a las viviendas y zonas comunes, con ascensores y rampas.
  • Nuevas distribuciones interiores de las viviendas, más funcionales y adaptadas a las nuevas necesidades de las familias.
  • En el patio interior se proyectan espacios ajardinados y de recreo, aparcamiento de bicicletas, zona de reserva de contenedores de basuras y compostaje.

El presupuesto de las obras alcanza los 7.235.301 € (IVA incluido) y el plazo de ejecución de las obras será de 20 meses.