Sociedad En total se repartirán mas de 15.000 sábanas y 600 litros de hidrogel en más de 30 albergues del Camino Francés, Vía de la Plata, el Camino del Norte, el Camino Sanabrés, el del Levante, el Inglés y el de Madrid.La ayuda, como comentan a través de una nota de prensa, llega en "buen momento" dado el carácter de financiación que tienen estos albergues a través de donativos y pequeñas aportaciones.

Los alemanes acuden al rescate de varios albergues del Camino de Santiago castellano y leonés

19 agosto, 2020 11:00

Albergues de Peregrinos de diez provincias, entre ellas León, Palencia y Valladolid, recibirán durante las próximas semanas la ayuda de la Cofradía de Trier que desde Alemania han visto la necesidad y posibilidad de ayudar a los estratos esenciales del Camino de Santiago ante esta situación delicada.

Una ayuda que llega a través de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Astorga, gracias a los convenios firmados entre ambas entidades y que utilizará la estructura administrativa de la Asociación de Municipios del Camino de Santiago para llegar a buen puerto.

En total se repartirán mas de 15.000 sábanas y 600 litros de hidrogel en más de 30 albergues del Camino Francés, Vía de la Plata, el Camino del Norte, el Camino Sanabrés, el del Levante, el Inglés y el de Madrid.

La ayuda, como comentan a través de una nota de prensa, llega en "buen momento" dado el carácter de financiación que tienen estos albergues a través de donativos y pequeñas aportaciones. "Las nuevas normas de contagio, reduciendo el número de usuarios de los albergues y obligando a adquirir nuevos productos tensiona el sistema de hospitalidad tradicional al que los alemanes han salido al rescate".

En nombre de los albergues, la AMCS y de la Asociación de Astorga trasladan públicamente “el reconocimiento de este gesto de generosidad que tantas veces se da en el Camino pero que no ha de dejar de agradecerse de forma sincera”.

La St. Jakobusbruderschaft Trier, por su nombre alemán, es una de las hermandades jacobeas más antiguas del país, la primera mención escrita se remonta ya a 1239. Ha colaborado numerosas veces con el Camino de Santiago desde la aportación de hospitaleros hasta las ayudas económicas para sufragar estructuras de servicios del Camino.