Sociedad

Los celadores de Zamora reclaman dejar de ser "personal de bajo riesgo" para el Ministerio de Sanidad

13 agosto, 2020 16:31

Los celadores del Complejo Asistencial de Zamora se han concentrado este mediodía a las puertas del hospital Virgen de la Concha para reclamar protocolos adecuados y protección sanitaria, con EPIs y demás material para su colectivo. Todo tras la calificación por parte del Ministerio de Sanidad de los celadores como personal de bajo riesgo, durante la pandemia.

Una veintena de celadores convocados por la plataforma 'Reconocimiento al celador, ¡ya!', han portado pancartas con frases como 'Personal de alto riesgo', en esta protesta, que ha terminado coreando la frase 'Misma exposición, misma protección'.

Dado que tanto el Ministerio de Sanidad en la respuesta que envío a la plataforma a principios de junio; como el Doctor Fernando Simón en su respuesta en plena rueda de prensa el pasado 16 de julio, admitiendo que los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales, son los encargados de valorar al personal que desarrolla sus actividades dentro de los servicios de salud, por su trabajo y contacto con el Covid-19; han querido exponer que "el colectivo de celadores y celadoras es esencial en la movilización y traslado de pacientes dentro de los centros sanitarios, y que ara poder llevar a cabo las diferentes movilizaciones que requiera un paciente, es imposible realizarlas sin poner literalmente, nuestras manos sobre el propio paciente, lo que lleva implícito un contacto directo con el mismo.

Reclamaciones que han realizado a las puertas del hospital capitalino y que se integran en este comunicado:

Somos el colectivo que más movilidad tiene dentro de los centros, puesto que en muchos casos, nuestra actividad requiere el traslado de pacientes por diferentes áreas del hospital, con el consiguiente riesgo que ello conlleva de una posible propagación de un virus, como en la actual situación de pandemia que estamos viviendo. No queremos contagiarnos, pero tampoco queremos que otras personas se contagien por nuestra culpa. Nuestra categoría no se lo merece ... es más, ¡¡ninguna categoría se lo merece!!.



Por todo ello, y ante el actual incremento de rebrotes de Covid-19 que está habiendo dentro de la geografía nacional, y que hace pensar que podamos volver a la situación dantesca que vivimos hace unos meses atrás; se hace necesario que los Servicios de Prevención revisen los protocolos de protección que requiere el colectivo de celadores para poder desarrollar de una forma completamente segura sus actividades dentro de los centros asistenciales, tal y como lo hacen los demás estamentos que están presentes dentro del equipo asistencial.



Así mismo, esperamos que el Ministerio de Sanidad, nos saque del protocolo de bajo riesgo como se hizo con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, puesto que nuestra actual catalogación no se ciñe a la realidad. Esta exposición está justificada por el contacto directo y estrecho que tenemos con los pacientes dentro de prácticamente, la totalidad de las áreas asistenciales que existen dentro de un centro sanitario. 

Creemos que este es un colectivo especializado y que su eventual falta de conocimientos no le exime de su responsabilidad. La prevención debe ser asumida por los centros sanitarios y dedicar recursos específicos.

Queremos hacer mención a los Servicios de atención primaria, donde también existe la figura del celador. Ellos se exponen directamente a pacientes que no han sido diagnosticados, no han sido valorados por un especialista y en la mayoría de los casos no tienen ni las pruebas pertinentes realizadas. Es un contacto de riesgo.



No queremos tener que luchar por unas armas con las que poder defendernos.



Hasta nuestra plataforma nos están llegando testimonios de compañeras y compañeros de algunos centros sanitarios donde se les ha negado una mascarilla FFP2 por ser celadores y estar considerados como personal de bajo riesgo. Esto ocurre cuando el trabajo que tenían que realizar era junto a otros sanitarios que si las tenían ¿acaso piensan que somos inmunes? ¿Qué no tenemos familia que nos espera?

Otros testimonios nos cuentan cómo por el hecho de ser celadores y no ser personal sanitario, se les ha negado la realización de una prueba PCR, a pesar de haber estado en contacto con un paciente positivo en Covid-19, mientras que al resto de personal sanitario de la planta con el que ha estado trabajando codo a codo se le ha realizado la prueba sin ningún tipo de problema. ¿Acaso creen que no hemos tenido el mismo contacto con el paciente que otros sanitarios? ¿Acaso el coronavirus elige el colectivo para el contagio? No entendemos porque tenemos que plantearnos estas preguntas, cuando formamos parte del equipo asistencial, y tenemos un contacto estrecho y directo con los pacientes.



No queremos comparaciones con otras categorías sanitarias... pero sí que consideramos justo que ante el mismo riesgo de exposición, debemos de tener la misma protección. El riesgo es el mismo para todos sin distinguir categorías.



También queremos agradecer a otras categorías su apoyo a nuestra causa y su reconocimiento a nuestra labor y profesionalidad dentro de las instituciones sanitarias. Para nosotros es muy importante este apoyo, porque nos consideramos parte del equipo asistencial y trabajamos codo con codo con el personal sanitario.



La seguridad en el trabajo se considera una de las especialidades preventivas básicas en nuestra legislación. Determinadas situaciones de riesgo como puede ser la pandemia que estamos viviendo, requieren de una vigilancia periódica para detectar posibles errores, corregirlos y subsanarlos. Por ello, les rogamos que estudien las actividades que desarrollamos en las diferentes áreas de los centros sanitarios, para poder evaluar y actualizar el riesgo que

conllevan.



No queremos volver a tener compañeros ingresados en las uvis debatiéndose entre la vida y la muerte .... algunos ganaron la batalla, pero otros lamentablemente la perdieron. Es a estos últimos compañeros y compañeras, a los que homenajeamos cada vez que conseguimos un logro, ... ¡¡porque nuestra lucha era su lucha!! Es necesaria una revisión de los protocolos ... no dejemos que esto vuelva a suceder ... pongamos los medios necesarios para que no suceda.



Los celadores también necesitamos y queremos estar informados; y sobre todo formados. Necesitamos una evaluación de riesgos laborales en este colectivo para definir actuaciones correctoras de riesgos.

Muchas gracias a todos y a todas por asistir y recordad... ¡¡¡juntos somos más fuertes!!!