Zamora

Los municipios de Ricobayo se ponen frente a Iberdrola para exigir un proyecto estratégico que compense sus pérdidas

El Comité de Alcaldes insiste en que “deje de ser regulador” y en que “se mantenga el 70 por ciento del agua en verano”

14 septiembre, 2021 10:09

Juanma de Saá / ICAL

Los alcaldes de los 19 municipios afectados por la reducción drástica del nivel de agua del embalse de Ricobayo (Zamora) durante los últimos meses propusieron hoy a Iberdrola que apoye un proyecto estratégico para la recuperación y transformación económica en Zamora y Salamanca orientado a investigar sobre la pila de hidrógeno verde.

“Iberdrola, a través del Ministerio, está haciendo varios Perte. Les hemos dicho que se acuerden de la deuda histórica con Zamora. Es un proyecto europeo que se puede hacer con dos comunidades autónomas. Pedimos un Perte para Zamora y Salamanca por la cantidad de presas hidráulicas que tenemos”, señaló el alcalde de San Cebrián de Campos y vicepresidente tercero de la Federación de Asociaciones y Municipios Afectados por Centrales y Embalses, Javier Aguado.

“Como puede haber sido la Volkswagen con Iberdrola para el coche eléctrico en Cataluña y en Navarra. Hay un Perte para investigar sobre la pila de hidrógeno verde, y queremos que se desarrolle en Zamora y Salamanca y que reciba el apoyo de las administraciones. Iría con cargo a esos 140.000 millones de euros de los fondos para la recuperación y lo tendría que conceder el Gobierno”, apuntó.

Javier Aguado hizo estas declaraciones a las puertas del Ayuntamiento de Palacios del Pan (Zamora) después de mantener una reunión, como parte del Comité de Alcaldes de los 19 municipios afectados por el vaciado del embalse de Ricobayo, con el delegado institucional de Iberdrola en Castilla y León, Miguel Calvo.

En el encuentro participaron los regidores de Carbajales de Alba, San Pedro de la Nave, Palacios del Pan, Andavías y Muelas del Pan, Roberto Fuentes, Braulio Prieto, Lidia Pechero y Luis Alberto Miguel, respectivamente, así como el responsable de la Cuenca del Duero, Ramón Delpuy.

“Ha sido un primer contacto con el delegado de Iberdrola y hemos hablado de la situación de la concesión que tienen y las circunstancias que hay. Nos mantenemos en el manifiesto que hicimos en un primer momento. Queremos que el embalse deje de ser regulador y que el 70 por ciento del agua se mantenga en el período estival y que las captaciones se agua se miren”, señaló. “Entendemos lo que es una sequía y, si no se puede mantener, hay lo que hay pero no podemos tener Ricobayo al diez por ciento y los demás, al 70”, añadió.

Por último, los alcaldes expresaron sus “discrepancias” con Iberdrola respecto al impacto ambiental de las acciones realizadas en el embalse. “Ellos dicen que el impacto ambiental está perfecto pero nosotros pediremos la auditoría. Si el resultado es que no es correcto, automáticamente pediremos que la concesión se elimine por incumplimiento de la normativa de impacto ambiental”, concluyó Aguado.